Cranberry Hazelnut Chocolate Chunk Cookies {Galletas con Trocitos de Chocolate, Arándanos y Avellanas}

Esta semana la cosa va de galletas, pero, aunque soy una asidua a las clásicas chocolate chip cookies, esta vez me apetecía muchísimo algo más contundente y con alguna que otra sorpresilla. Así que escudriñé bien tarros, frigorífico y despensa y así nacieron estas “inocentes” galletas con trocitos de chocolate, arándanos y avellanas para “supervitaminarse y mineralizarse” todo de un solo bocado (ay, si hay quien por aquí tiene que googlear esta expresión, voy a empezar a sentirme un poco… bah! ni lo digo…).

Galletas con Trocitos de Chocolate, Arándanos y Avellanas

Y algunos os estaréis preguntando, ¿qué le ha dado a ésta con los arándanos? Lo cierto es que realmente podría haber llamado a esta receta “mis galletas oda al arándano”. En alguna otra ocasión ya os he hablado de mi devoción por esta frutilla, ya sean blueberries (los azules de toda la vida) o cranberries (los rojos, más amargos), frescos o deshidratados (como en este caso). Si es que quedan de muerte donde los pongas; en muffinspiestartas

Galletas con Trocitos de Chocolate, Arándanos y Avellanas

Pero no sólo eso, es que es difícil encontrar algo que, estando tan rico, sea tan saludable. Están cargados de antioxidantes (entre otros muchos, la vitamina C), son altamente diuréticos, actúan como reguladores de la función gastrointestinal y poseen importantes propiedades antiinflamatorias, anticarcenogénicas y antiagregantes (ayudan a fluidificar la sangre).

Galletas con Trocitos de Chocolate, Arándanos y Avellanas

Creo que las fotos hablan por sí mismas del resultado; unas galletas poderosas, llenas de fundamento y con una pinta prácticamente irresistible, así, tan gorditas y con ese colorcito… A pesar de toda esa cantidad de ricos tropezones, os garantizo que estas galletas quedan increíblemente blanditas, con un toque acaramelado delicioso y una textura realmente tierna y fundente que será la delicia de tu paladar. Eso sí, cada una pesa alrededor de un quintal!

Galletas con Trocitos de Chocolate, Arándanos y Avellanas

Yo he elegido todos estos ingredientes en primer lugar porque era lo que tenía, pero también porque me encantan (por eso tenía) y creo que combinan a la perfección. Aun así, cuando se trata de cookies, no me puedo resistir a la idea de probar a quitarles esto, añadirles aquello… Al final, no sabría decir cuáles son mis preferidas, pues cada vez que probamos una nueva modalidad, es como si ya no hubiera otra receta de cookies en el mundo.

Si las hacéis, ya me diréis cuántas os coméis antes de poder cerrar el tarro (después de mi primer “ésta es la última”, vienen como… No, no confieso!). Así que, sólo me queda una cosa por decir: “¡No se vayan todavía, aún hay más!”

Cranberry Hazelnut Chocolate Chunk Cookies {Galletas con Trocitos de Chocolate, Arándanos y Avellanas}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Cookies
Tipo de cocina: American
Raciones: 24-36 (según tamaño)
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)

  • 170 g (¾ cup) de mantequilla sin sal
  • 150 g (¾ cup sin compactar) de azúcar moreno
  • 100 g (½ cup) de azúcar blanco
  • 1 huevo + 1 yema de huevo (L)
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 290 g (2 ¼ cups) de harina de trigo floja
  • 1 cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1½ cucharaditas de harina fina de maíz (tipo Maizena)
  • ½ cucharadita de sal
  • 170 g (1 cup) de chocolate negro troceado
  • 160 g (1 cup) de arándanos deshidratados
  • 80 g (⅔ cup) de avellanas trituradas
Elaboración
  1. En un cuenco mediano mezclamos bien la harina, la harina fina de maíz, el bicarbonato sódico y la sal con unas varillas. Reservamos.
  2. En el cuenco de nuestra amasadora, equipada con el accesorio de pala (o en un cuenco grande), batimos la mantequilla durante 1-2 minutos a velocidad media hasta que quede suave y cremosa.
  3. Añadimos entonces los azúcares y seguimos batiendo durante 3 ó 4 minutos más a velocidad media-alta o hasta que adquiera una consistencia esponjosa y ligera y haya aclarado su color inicial.
  4. Reducimos la velocidad y agregamos el huevo entero y batimos hasta que se haya incorporado por completo. A continuación añadimos la yema y batimos de nuevo hasta integrar.
  5. Agregamos el extracto de vainilla y mezclamos bien.
  6. Agregamos ahora los ingredientes secos que teníamos reservados (harina, harina de maíz, bicarbonato sódico y sal) en dos tandas y mezclamos a velocidad baja hasta que apenas queden trazas de harina en la masa.
  7. Si hemos optado por añadir las nueces, lo haremos ahora y mezclaremos hasta incorporar por completo (en esta ocasión yo no las he añadido).
  8. Finalmente, añadimos los trocitos de chocolate, los arándanos deshidratados y las avellanas trituradas y lo mezclamos ya a mano con una espátula de silicona o una cuchara de madera hasta repartirlo todo bien por toda la masa (cuesta un poco, pero con unos 10 o 15 movimientos será suficiente). Al principio puede parecer que hay casi más tropezones que masa, pero una vez mezclado, queda todo muy bien repartido. Conviene separar unos 3-4 trocitos de chocolate por galleta para decorar más adelante.
  9. Cubrimos el cuenco con film transparente y refrigeramos la masa durante al menos 2 horas (o toda la noche, si quieres desayunar galletas recién horneadas).
  10. Tras retirar nuestra masa del frigorífico y antes de ponernos a hacer las galletas, la dejaremos a temperatura ambiente unos 10-15 minutos (según sea el ambiente) para que pierda un poco el frío. Mientras, precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºC y preparamos la bandeja del horno cubierta con papel de hornear. Reservamos.
  11. Con la ayuda de una cuchara de helado pequeña o con nuestras propias manos formamos las bolas de masa que más tarde serán nuestras galletas (unos 3-4 cm de ancho, dependiendo del tamaño que queramos nuestras galletas). Al principio es posible que la masa esté muy desmigajada, pero gracias al calor de nuestras manos rápidamente será muy fácil hacerse con ella. Trataremos de que nuestras bolas sean un poco más altas que anchas para asegurarnos de obtener unas galletas de cierto grosor.
  12. Colocamos las bolas de masa sobre la bandeja preparada con el papel de hornear dejando unos 5 cm de distancia entre una y otra. Colocamos los trocitos de chocolate que habíamos apartado sobre la superficie de las bolas aún crudas, así quedarán visibles tras el horneado (suelen quedarse dentro de las galletas y no lucen tanto). Entre tanda y tanda, hemos de conservar la masa sobrante que quede en el cuenco dentro del frigorífico bien cubierto con film transparente.
  13. Horneamos durante unos 12-14 minutos (dependiendo del tamaño del que hayamos hecho nuestras galletas) o hasta que los bordes comiencen a dorarse ligeramente.
  14. Dejamos las galletas en la bandeja unos 5 minutos antes de traspasarlas con mucho cuidado a una rejilla con la ayuda de una espátula ancha para que se enfríen por completo. (Si vamos a volver a usar la misma bandeja, hemos de esperar a que se enfríe antes de colocar la siguiente tanda).

    Estas galletas una vez ya frías, se pueden conservar en un recipiente con cierre hermético a temperatura ambiente durante al menos una semana.
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- Cuando están calientes, estas galletas tienen una consistencia muy blanda y por lo tanto son muy frágiles, así que hay que manipularlas con cuidado. Puede parecer que están incluso crudas (así es como han de estar); terminarán de cocerse con el calor residual de la bandeja (si sobrepasáramos el tiempo de horneado, conseguiríamos unas galletas secas y deslustradas). Además, las galletas adquieren su consistencia definitiva al enfriarse.
- Si lo prefieres o te viene mejor, puedes sustituir la avellanas por cualquier otro fruto seco: nueces, pistachos, anacardos, etc. Lo mismo se aplica al chocolate; puedes probar con chocolate blanco, con leche, una combinación de varios...
- Tanto las galletas ya hechas como las bolas de masa cruda se pueden congelar (durante unos 2 meses aprox., bien envueltas primero en film transparente y después en papel de aluminio para que no se estropeen). En el primer caso, las sacaremos del congelador y esperaremos a que se descongelen a temperatura ambiente dentro de su envoltorio. Si hemos congelado las bolas de masa cruda, las meteremos en el horno sin descongelar y aumentaremos el tiempo de horneado unos 5 minutos más o hasta que los bordes comiencen a dorarse.
- Si dispones de 2 bandejas de horno irás, obviamente, el doble de rápido, pues mientras una se enfría ya puedes ir horneando la siguiente tanda.
- Si te parecen demasiadas galletas (aunque no sé cómo podría suceder algo así...), puedes dividir las cantidades sin problema (utiliza 1 solo huevo entero).
- Día nacional de las american cookies: 4 de diciembre.

 

Posts Relacionados

61 Comentarios

  • 4 años ago

    Irresistibles!!! Nos ha encantado la receta y las fotos divinas. Besos

  • 4 años ago

    Lucen tremendas Rosa!!! Unas cuantas para la merienda me vendrían genial!! Un besito!

  • 4 años ago

    Oooh! Miénteme y dime que todavía han sobrado algunas para que me las des a probar!!!
    Me encantan me encanta me encantan!!!
    Increíble Rosa! Como no podía ser menos!
    Un besin!

    • No te miento si te digo que quedan, pero yo no te he dicho nada…
      (O te mudas ya o para el vasito de leche antes de dormir no podré seguir manteniendo mi oferta 😉 )
      Si es que te tengo que adorar, Nati!
      Un besazo, guapísima!

  • 4 años ago

    Que buena receta !!
    Todos los ingredientes de diez!!
    Felicidades por esta receta.
    Besinos

  • 4 años ago

    Pues estarán de rechupete

  • Después de un día muy, muy duro y muy, muy difícil me he sentado desganada a ver “qué se cocía” en internet y…. ¡tachán! me he encontrado con una nueva receta en Pemberley y milagro conseguido: me he venido arriba y es que tus recetas y las introducciones que las preceden me ponen de buen humor. ¡Viva tú, Rosa! y gracias por todos los buenos ratos
    Pdta. No te preocupes que no he tenido que googlear la mitiquísima frase de Súper Ratón 🙂

    • Pero chiquilla! Que no me entere yo, que no me entere yo…
      No puedo más que sonrojarme primero y agradecértelo enormemente después por toda esa cantidad de palabras bonicas ♥ (y todo eso sin haberlas ni probado!).
      Arriba siempre, guapa!
      Un abrazo!

  • 4 años ago

    Pero que pintaza más buena!!! Y las fotos son una pasada!!
    Si ya lo he dicho mil veces viendo las fotos se me hace la boca agua, cómo se me haría si las veo en persona!!! Je, je..
    Ah!! Por cierto, ya te dije que el arándano me encanta y un apunte, es buenísimo para las infecciones de orina, así que ale a comer galletas que con el frío las infecciones vuelan, je, je
    Un besito

    • Jejeje… Qué bueno es contar con toda una profesional de la salud en Pemberley 😀 Si es que todo son virtudes, las de estas bayas!
      Gracias por todo ese entusiasmo, Yolanda, no sé qué haría sin él… Hale pues, a comer!!!
      Un abrazo.

  • 4 años ago

    Tienen una pinta tremenda. Soy una flipada de las cookies, aunque intento esperar a que haya gente para que desaparezcan rápido, si no, sigo y sigo hasta que se acaban y al traste mis intentos de vida sana y ejercicio. Una mezcla parecida que hizo una amiga de la familia en NZ, las de chocolate negro, cacahuete y arandanos. Tambien muy ricas. Un besito guapa.

    • Muchas gracias, Maite! Qué suerte tener amigo así, verdad?
      Es muy fácil encontrar esa ayuda para hacer que el tarro vaya menguando, te lo aseguro…
      Lo cierto es que estas galletas dan mucho juego. Me muero por probarlas con pistachos y chocolate blanco (creo que ya estoy haciendo cálculos mentales…).
      Un besazo, preciosa!

  • 4 años ago

    A mi me encantan los arandanos. Ya se que te he preguntado y debo de realmente visitar un hipercor o algo pra encontrarlos. El otro dia hize un pastel con cranberries que traje secos de Francia. Pero si, tengo que seguir tus consejos. Y tengo que hacer unas galletas como las tuyas tan buenas 🙂 besitos

    • Puedes preguntar las veces que haga falta! Estos dried cranberries los encontré en la frutería a la que suelo ir.
      Gracias, Sofía, sí que están buenas, sí; alegran el día más gris 😉
      Un beso

      • 4 años ago

        Cada vez que voy a mi frutería, miro y pregunto por si por casualidad tienen frutos de bosque… pero nunca hay (seguro que piensan: la tonta de los frutos de bosque, hihi). xx

      • En Alcampo los he visto también a granel (los deshidratados).
        (A mí me pasa igual preguntando por frutos del bosque allá donde voy…)

      • 4 años ago

        🙂

  • 4 años ago

    Yo también los he visto en Alcampo (Alicante) a granel deshidratados, y en las típicas cajitas transparentes frescos… También los he visto en Mercadona deshidratados.
    Menuda pinta tienen esas galletas!!!

    • Muchas gracias!
      La verdad es que ir a la busca de frutos del bosque en esta zona es toda una odisea o una ruina…
      Un beso

      • 4 años ago

        La verdad es que al menos en mi zona, si no vas a las grandes superficies es imposible encontrarlos, y eso, carísimos.

  • 4 años ago

    Madre mía que receta!!!! Qué ganitas de hacerlas! Increíble!!!

  • 4 años ago

    It’s always such a delight to visit your blog. I love it here. The cookies look delicious and the photos are awesome. Have a lovely weekend, ahead!

    • Oooh, Liz! My blog is your blog, make yourself at home ❤
      Thanks for your kind words 🙂
      Enjoy your weekend! Hope to see you soon.
      xxx

  • 4 años ago

    Irresistibles! Que galletas mas ricas te han quedado!
    Un beso Guapa!

  • 4 años ago

    Como me gusta leer tus recetas, Rosa!! Y estas galletas han sido puro flechazo 🙂 Con lo que me gusta el chocolate ( esos trocitos tienen una pinta maravillosa ), los arándanos y las avellanas ( me como un puñado cada día, me chiflan!) estas cookies serían mi total perdición 😉
    Un besito guapa!!

    • Sí? Pues yo tan contenta de que te gusten… Ya sabía yo que éstas a ti te iban a conquistar 😉
      Gracias por hacer grande mi pequeño rincón!
      Un abrazo

  • You are right, Rosa! Lots of berries are delicious and healthy… including cranberries. They are very good for men’s health, too. The oozing chocolate and fruit snuggled in a soft, buttery cookie makes me hungry. These would go well with a café con leche in the morning or even with a bit of vino tinto for a late-night treat. Delicious! Besos, Shanna

    • So glad you liked my cookies, Shanna 😀
      I took good note of your suggestion; I’ll look for a nice bottle of wine and have a few cookies after dinner tonight!
      Thanks again for all the time devoted to my blog.
      Have a terrific weekend!

  • martaestevezansede
    4 años ago

    Pues muy cierto todo lo que dices de los arándanos; tanto que hasta venden unos concentrados de estos frutos en los herbolarios… pero sobre todo lo que más me llama la atención es la super pinta que tienen esas cookies!! 100% apetecibles!!

    Un besito,
    Marta (“Sweet & Home la Vida es Dulce”)

    • No sabía lo de los concentrados. Vaya!
      Me encanta que te hayan gustado (y haberlo sabido 😉 ). Muchas de las cosas más sencillas suelen causar las mejores impresiones 😉
      Que tengas el mejor de los findes de semana, Marta!
      Bss

  • 4 años ago

    Mi queridísima Rosa, a mí también me encantan estas frutillas 🙂 ¡y Super Ratóooooon! Mis hijos (y Malena también, ja, ja, ja) ya me han dicho que estas son las próximas que quieren 🙂 Me encanta la receta, y también las fotos tan preciosas que has hecho, tienen una iluminación muy bonita y muy romántica, ¡enhorabuena por tan buen trabajo!

    • Mi querida Neferchitty, nunca podré agradecerte lo suficiente que siempre estés ahí, que hagas mis galletas y que me dejes estas perlas que guardo como el tesoro que son.
      Un besazo, guapetona!

  • 4 años ago

    Son irresistibles, Rosa!
    Yo también soy fan de los arándanos…y del chocolate, así juntos debe ser una delicia.
    Las fotos están preciosas, dan ganas de estirar la mano, a ver si pesco jajaja
    Un besazo

  • 4 años ago

    Se ven deliciosas, así juntos los arándanos y el chocolate, dos de mis debilidades confesadas, no me puedo resistir.
    He estirado la mano, a ver si había suerte jajaja
    Con esas fotos parece que están aquí mismo 😉
    Un besazo

    • Yo también he estirado la mano… Al final se acabaron, pero sigo acordándome de ellas hasta el punto que entro en la receta del blog para volver a verlas 😉
      Qué ratito más bueno he pasado leyéndote, Olga!
      Un besito, guapa.

  • 4 años ago

    Puedes creer que mientras leemos tu post ha sonado el móvil con tu comentario en nuestra entrada de Venecia???
    Casualidades de la vida 🙂
    Estas galletitas son una tentación muuuuy fuerte, vaya pintaza…. Y con esos tropezones, irresistibles. Nosotras solemos utilizar más los arándanos rojos: la verdad es que cualquier excusa es buena para darse un homenaje con ellos….
    Como siempre, maravilloso post.
    Un besito, linda.

    • Gracias, preciosas! Vaya envidiaza con ese reportaje viajero!
      Yo soy más de los azules, sobre todo solos, en muffins o pancakes, pero para las galletas, scones y algunos bizcochos me encantan estos rojos deshidratados…
      Un besazo!

  • 4 años ago

    Vaya pinta

  • Buenos dias! 🙂 This looks absolutely delicious- love classic chocolate chunk cookies! Lovely recipe 🙂

  • 4 años ago

    Y esta cosa tan rica??? La próxima vez nos avisas y te mando una caja vacía para que me la rellenes!! jajaajajaj! Esto no puede ser!! Así es imposible bajar los kilos de más cogidos estas navidades!! 😛 Qué vivan los dulces de Rosa!!! Un besote!!

    • Jajaja… Que vivan!!! El truco está en mantener el goloseo odo el año, así en Navidad no te sientes tan mal 😉 Siento decíroslo, pero estas cookies estaban de morirse de gusto, vamos, de morirse feliz!
      Un besazo a las dos!
      PD Vosotras enviad la caja si queréis, enviadla… 😉

  • 4 años ago

    Madre mía, Rosa. Hacía tiempo que no navegaba por los blogs, veo que te sigue cundiendo. Y qué pinta todo…siento que engordo con sólo mirar las fotos U.U

    • Jeje… Sí, suele pasar, pero lo bueno es que mirar no engorda! (aunque se te puede quejar el estómago un poco 😉 ).
      Estas galletas son una pasada (aunque lo diga yo…).
      Un beso

      • 4 años ago

        Jajaaj, me creo que sean una pasada, no hay más que verlas.

      • 4 años ago

        En cuanto lo pruebe te cuento cómo me sale :D.

  • 4 años ago

    Me encantan los arándanos, y estas galletas tienen un aspecto delicioso.
    Sólo en tus fotos ya apetece mordisquear una… así que recién hechas… ufff no se si en casa les dejarían llegar al tarro jajajajaja

  • 3 años ago

    Qué ricas galletitas!Mis hijos agradecidos!

  • Ana Zapater
    3 años ago

    Buscando tu receta de galletas y pistachos, que voy a pasar a mi libro mágico ya mismo, he visto esta maravilla que yo suelo hacer con avena y choco blanco (de ahí mi afición por tus galletas de pistacho). Lo de ponerme bikini este verano y olvidarme del bañador no será posible tampoco este año, con esra afición que me ha dado por todas las maravillas que haces. Aunque cuando me coma una y me sienta como Super ratón… (sin googlear, eh!)

    • Jeje… Esa es la idea! A disfrutar de lo bueno mientras dure… 😉
      A mí me rechiflan estas galletas, y las otras. Yo creo que no podría decir que no a ninguna!
      Espero que las disfrutes! Qué maravilla de libro mágico tienes que tener…
      Muchas gracias y un beso.

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)