Dark Chocolate Brownies {Brownies de Chocolate}

La de hoy es una receta que no podía faltar en el blog, estos descaradamente indecentes brownies de chocolate (dark chocolate brownies) se ganarán con creces el corazoncito de todo aquél que ose probarlos. Y digo «brownies de chocolate» porque ambos conceptos no van necesariamente unidos en todos los casos; un buen número recetas de este aclamado postre ignoran por completo dicho ingrediente y confían su éxito plenamente en el cacao en polvo. Brutales también, palabra.

Pila de browniesme pido un trozo del centro

Como en tantas otras ocasiones, hay distintas teorías y leyendas sobre el origen del archiconocido brownie, aunque todas comienzan en Estados Unidos a finales del s. XIX (esta es la parte que más me gusta). Existen hasta la fecha principalmente tres mitos sobre la creación del primer brownie de chocolate. El primero sostiene que un chef añadió chocolate fundido a la masa de las galletas por accidente. El segundo habla de un cocinero al que se le olvidó añadir harina a la masa que estaba preparando. El tercero, el más popular, asegura que un ama de casa que se había quedado sin levadura química tuvo que improvisar la receta que tenía prevista para sus invitados, a los que les sirvió estos pequeños pasteles sin levar que acabaron convirtiéndose en el dulce que conocemos hoy por hoy. Hay, sin embargo, ciertos indicios que apuntan a Fannie Merritt Farmer (autora del famoso libro de cocina The Boston Cooking-School Cook Book, 1896) quien, ya en la edición de 1906, adaptó su receta de galletas de chocolate y las convirtió en una especie de bizcocho denso de chocolate que horneó en un molde cuadrado.

Hay un buen número de fuentes (no siempre correctas) que sitúan los orígenes de esta receta en el Sears, Roebuck Catalog (famosa cadena de grandes almacenes estadounidense) de 1897, aunque ésta era más bien la receta de un dulce elaborado a base de melaza. El Larousse Gastronomique, considerado por muchos como el libro principal de referencia en el ámbito culinario, mantiene que realmente la primera receta de este dulce apareció por primera vez en The Boston Cooking-School Cook Book de Fannie Merritt Farmer (como decíamos arriba). Esta receta es, sin embargo, una versión temprana, menos rica y menos chocolateada que la que conocemos hoy en día, aunque ya incluía una reducción considerable en la cantidad de harina con respecto al método habitual y se usaba un molde cuadrado de unos 18 cm para hornearlo. Fannie Farmer, a diferencia de otros autores gastronómicos de la época, destacó por lo «detalladas» que eran sus recetas —se daba por hecho que las mujeres sabían cómo manejarse en la cocina, por lo que los libros de recetas se limitaban a dar indicaciones muy generales; Fannie, por el contrario, intuyendo ya que las cosas empezaban a cambiar, quiso asegurarse de que el tiempo que las mujeres dedicaran a cocinar estuviera bien invertido. ¡Qué cosas…!

FM Farmer's brownie recipe
The first published brownie recipe in America by Fannie Merritt Farmer (Boston Cooking – School Cook Book, 1896)

La segunda receta, publicada en 1907, aparecía en el Lowney’s Cook Book Illustrated, de Maria Willet Howard. Howard, discípula de Farmer, modificó la receta de ésta añadiendo un huevo extra y una tableta más de chocolate, dando lugar a un brownie más rico y chocolateado. Lo llamó «Bangor Brownie» y, aunque no se sabe muy bien por qué, esto dio pie a la idea de que una ama de casa de Bangor había inventado el brownie. En The Oxford Encyclopedia of Food and Drink in America, que es el equivalente a la Encyclopaedia Britannica de los amantes de la cocina, aparece este tema ampliamente tratado. A partir de que a principios del siglo XX se publicaran las primeras recetas, distintas variaciones comenzaron a surgir, aunque no será hasta los agitados años veinte cuando el brownie se convierta en el rey indiscutible de los dulces de chocolate que es hoy.

Brownies a la mode
El brownie servido caliente y acompañado de helado recibe el nombre de «brownie à la mode»

En la actualidad hay una infinidad de recetas de brownies, aunque prácticamente todas se agrupan en una de las dos categorías reconocidas: el estilo más «abizcochado» (cake style o cakey brownies) y el del tipo «fudge«. Muchas son también las discrepancias sobre lo que ha de añadirse y lo que no. En cualquier caso, ambas son aceptadas como correctas (¡y deliciosas!). Si optas, como yo, por la segunda, obtendrás unos brownies compactos, densos y jugosos (muchos sostienen que así es como debe hacerse según la receta original). Si, por el contrario, el toque «abizcochado» es más lo tuyo, no dudes en añadirle la cantidad de levadura oportuna (ver el apartado «Notas» abajo). Algo parecido sucede con las nueces; los más puristas sostienen que han de incluirse, de hecho, la que se considera la primera receta de brownie ya las incluían. Si no lo bes claro, tú puedes probar a hacerlo con y sin y así decides; es nuestro brownie y lo hacemos como más nos guste. Yo he pasado de comerlo y prepararlo siempre con nueces en el pasado a preferirlo sin ellas de un tiempo a esta parte. Pero desde luego, si algo no ha cambiado, es que siempre he sido team fudgy . El ingrediente indiscutible aquí, sin embargo, no es otro que el chocolate, por lo que trataremos de utilizar siempre un chocolate de calidad, con una buena proporción de cacao (50% es perfecto), uno que además nos guste comer incluso solo, a mordiscos. ¡Ojo! No sé si a vosotros os ha pasado alguna vez, pero cuando he probado a utilizar chocolate con un porcentaje más alto de lo habitual (70%, por ejemplo) no ha funcionado bien.

Además de todas las virtudes y cualidades conocidas, ¿sabíais que el chocolate negro, consumido con moderación, es un aliado de nuestro corazón y mantiene a raya el colesterol? Impresionante, ¿verdad?

Dark Chocolate Brownies {Brownies de Chocolate Intenso}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Bars & Squares
Origen: American
Raciones: 16 brownies
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente salvo que se indique lo contrario)

  • 200 g (7 oz) de chocolate puro (50% cacao) de buena calidad
  • 115 g (½ cup - 1 stick) de mantequilla sin sal
  • 200 g (1 cup) de azúcar blanco
  • 75 g (1/3 cup) de azúcar moreno (light brown sugar)
  • 3 huevos (M)
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 95 g (3/4 cup) de harina de trigo de uso común
  • 20 g (3 cucharadas) de cacao puro en polvo, desgrasado y sin azúcar añadido
  • ½ cucharadita de sal
Elaboración
  1. Precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºC (350ºF) y colocamos la rejilla del horno a media altura.
  2. En un cuenco grande, apto para el microondas, derretimos juntos la mantequilla y todo el chocolate (previamente troceado) a potencia media. Iremos comprobando y removiendo con una espátula de silicona cada 20-30 segundos para evitar que se queme (si eso llegara a pasar, olería indiscutiblemente a quemado). Los últimos trozos de chocolate los podemos fundir con el calor residual mezclando con una espátula de silicona ya fuera del microondas. También podemos realizar este paso al baño María; el proceso es más lento, pero también más seguro.
  3. Una vez esté todo bien fundido, añadimos los azúcares y mezclamos hasta que quede bien combinado. Dejamos templar.
  4. Mientras tanto, engrasamos y forramos con papel vegetal un molde cuadrado de unos 20 x 20 cm (8" x 8") y reservamos.
  5. Añadimos ahora los huevos, de uno en uno, a la mezcla de chocolate batiendo bien (mejor si para este paso empleamos unas varillas) después de cada adición.
  6. Agregamos ahora el extracto de vainilla y mezclamos hasta integrar.
  7. Tamizamos ahora la harina* junto con el cacao y la sal directamente sobre nuestra mezcla y combinamos suavemente con ayuda de la espátula de silicona hasta que queden apenas unos restos visibles de los ingredientes secos. No conviene excedernos tratando de combinar integrar la harina más allá de lo necesario o acabaríamos con unos brownies demasiado pensados y resecos.
  8. Vertemos la mezcla en el molde y sacudimos suavemente adelante y atrás para que quede una superficie más lisa.
  9. Horneamos durante 30-35 minutos o hasta que al insertar una brocheta o cake tester en el centro salga algo manchada (si lo horneamos de más, corremos el riesgo de que quede demasiado seco).
  10. Retiramos del horno y dejamos enfriar dentro del molde sobre una rejilla. Cuando esté completamente frío, refrigeramos al menos durante 2 horas. Pasado este tiempo, cortamos y servimos. Podemos espolvorear nuestros brownies con un poco de azúcar glass.

    Si el ambiente es cálido, es conveniente conservar cubierto en el frigorífico. ¿Y tú, cómo haces tu brownie?
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- *Si prefieres tu brownie con una textura algo más esponjosa, más abizcochada, puedes añadir ¼ cucharadita de levadura química (tipo Royal) junto con los ingredientes secos (harina, cacao, etc.).
- Para potenciar aún más el sabor del chocolate, no dudes añadir ½ cucharadita de café soluble granulado junto con el azúcar.
- Como os decía, no es raro que en ocasiones se añada un puñadito de nueces troceadas; con 60 g (½ cup) para esta receta sería suficiente y las añadiríamos al final, después de incorporar la harina y el cacao.
- Puedes añadir un poco de sal en escamas por toda la superficie de tu brownie si te gusta ese toque de contraste dulce-salado tan popular desde hace algún tiempo.
- Para acompañar nuestros brownies (no es que estas preciosuras necesiten mucho acompañamiento), puedes espolvorearlos con un poco de azúcar glas o cacao en polvo. Y para los más festivos, el helado es todo un must, pero una crema inglesa, un poco de fruta (unas fresas, por ejemplo) o un toque de sirope de chocolate -por nombrar algunas de las combinaciones que nunca fallan- le vienen también que ni pintados.
- Los brownies se pueden congelar durante unos 2 meses (mejor una vez ya cortados), bien envueltos en film transparente primero y papel de aluminio después. Sólo deberás sacar el número de porciones que quieras consumir y dejar que se descongelen, aún envueltas, hasta alcanzar la temperatura ambiente.
- Día nacional del brownie: 8 de diciembre

Fuentes:  The Food Timeline, King Arthur Baking, The Nibble: Brownies History et al.
NOTA de la autora: Receta y fotos editadas el 9 de marzo, 2021.

Posts Relacionados

22 Comentarios

  • Baihe
    8 años ago

    Hmm!!

  • Lorena
    8 años ago

    con la foto y un café ya he desayunado jeje

    • 8 años ago

      Jejeje… Ni dieta Dukan, ni operación bikini ni nada 😉 Tú sí que sabes…

  • 8 años ago

    Que buenoooo la presentacion preciosisimaaa!!!

    Besos

  • Malena
    8 años ago

    Cómo te gusta hacerme la boca agua… Eso ha sonao un poco mal, no? Jajajjaja XD

    • 8 años ago

      Lo siento, pero… Es a propósito 😉 La verdad es que no lo siento 😀
      Un beso

  • 8 años ago

    Qué fuerte esta receta, Rosa!! Acabo de perder la concentración que tenía en ensaladitas y verduras!! Me encantan los Brownies, no puedo evitarlo, sobre todo los que llevan trozos de nueces y chocolate, con su bola de helado de vainilla acompañando y chocolate calentito por encima. La combinación es increíble, doy fe!! (acabo de engordar 2 kilos nada más que pensándolo!!)

    • 8 años ago

      Jajaja… No he podido responderte hasta que me he podido secar las lágrimas de la risa! Lo siento; no era mi intención (o sí… 😉 ). Pero esos kilos son los mejores, o no? Muchas gracias por tu entusiasmo, Débora!
      Un beso

  • 8 años ago

    Bueno, bueno, mi pastel preferido!!! besines

  • 8 años ago

    Ufff qué cosa más rica! y qué presentación!

  • 8 años ago

    Estupenda entrada y enhorabuena por la documentación.
    Debo reconocer que me da cierta envidia porque una parecida llevo queriendo hacer desde hace tiempo (pero si has visto mi último post, ya sabes que estoy «cerrada» por el momento). Cuando reabra, tendré que darle un par de vueltas más a la cabeza, ¡me lo has puesto difícil para mejorarlo!
    Muchos besos.

    • 8 años ago

      Muchas gracias, Miriam! La verdad es que han sido unas cuantas horas navegando y consultando libros, desechando info inútil, sin sentido y contradictoria (debería tener una sección con bibliografía… ufff, más trabajo, jejeje!!!). Pero merece la pena después de leer comms como el tuyo 😀
      Siento haberte chafado tu próximo post (a mí me ha pasado a veces y da como rabia…) Creo que tenemos muchas cosas en común, 😉
      Espero que todo fluya genial con tu TFC. Gracias de nuevo, guapa!
      Bss

  • 8 años ago

    Madre mía, parece que hagas una tesis de cada receta. Me sigues dejando muerta por cómo lo explicas todo. Si a veces me cuesta actualizar mi blog, no me quiero imaginar si tuviera que documentarme como tú :). Muy buena pinta, aún tengo pendiente hacer un brownie en el punto exacto. Siempre me queda un pelín seco, se ve que soy muy de bizcocho de toda la vida ;).

    • 8 años ago

      Jejeje… Si es que soy una rollera (por eso pongo tantas fotos, para compensar 😉 ). El punto exacto es muy difícil (sobre todo porque los hornos no son muy de fiar); yo suelo quedarme corta porque me ha miedo que se sequen las cosas. Un sinvivir… 😀
      Gracias, guapa, por tu comentario; me encantan!
      Bss

  • 8 años ago

    Me encanta los Brownies! Me gustan los compactos, son mejores 😉 Me ha encantado tu post,.. Gracias por hornear postres de América, me haces recordar mi casa y muchas cosas que tengo ahí. 🙂 Besos…

    • 8 años ago

      Pues me alegro un montón! La repostería americana tiene tanta variedad y está todo tan rico… Espero que sean buenos recuerdos.
      Bss

  • gaby A Mena
    7 años ago

    Disculpa la molestia he andado buscando la receta de unos brownies y esta me ha llamado la atención pero lo del chocolate para fundir no lo entendí disculpa mi ignorancia… si pudiera explicarme si son 2 diferentes y así se piden?
    De antemano gracias

    • En primer lugar, muchas gracias, Gaby, por visitarme y considerar hacer una de mis recetas. Esta es fantástica, la verdad!
      El chocolate para fundir es muy similar al chocolate normal, pero se funde más fácilmente. Lo indica en su envoltorio. También lo puedes encontrar como chocolate para postres. Si no lo encuentras, puedes usar el normal sin problema.
      Feliz horneado! Un beso.

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)