Frosted Brownies {Brownies con Cobertura de Cacao}

Sí, ya sé que llevamos una rachita por aquí bastante chocolateada… Ah, ¡pero si no oigo a nadie quejarse! ¿No os pasa que, a veces, os da por una cosa y esa cosa os lleva a otra y así sucesivamente sin saber dónde acabará todo? Pues eso ha sido precisamente lo que ha pasado; «recetas encadenadas» las llamo yo. En esta ocasión os traigo, ni más ni menos, unos espectaculares brownies con cobertura de cacao (frosted brownies). En serio, oigo cómo hiperventiláis algunos; pues respirad hondo. Ahora veréis…

Frosted Brownie

Desde nuestra dulce aventura por algunas de las mejores bakeries londinenses el pasado verano, no dejo de acordarme, entre otras cosas, de los deliciosos brownies que probamos en la Hummingbird Bakery. Y ¿por qué? os preguntaréis algunos, ¿qué tienen de especial, además del mero hecho de ser brownies (y ya es decir)? Pues porque no se trata sólo unos brownies deliciosos y ya está, sino que para más inri, estos van recubiertos con un espectacular frosting de cacao y queso crema. Toda una nueva dimensión.

No creía que pudiéramos volver a disfrutar de ellos así como así, pero la verdad es que ahora, con su receta, en casa podemos repetir aquella increíble tarde siempre que queramos. ¿No es genial poder recrear los buenos ratos cada vez que te venga en gana, una y otra vez, independientemente del momento o del lugar donde te encuentres? Ojalá todo fuera así de sencillo, pero como no suele serlo, pues sacaremos partido de lo que sí.

Frosted Brownie

Y si encima podemos compartirlo con todo aquél que se deje, pues mejor que mejor. La primera vez que hice esta receta a la vuelta de nuestro viaje, fue a raíz de la celebración del cumpleaños de un amigo. Otro gran día para recordar. ¿No es curiosa esa habilidad de nuestra memoria para registrar los momentos más dulces? Es posible que alguien ya haya probado o preparado estos brownies (al fin y al cabo esta pastelería y sus libros de recetas son de sobra conocidos); entonces sabrá perfectamente a lo que me refiero.

Frosted Brownie

Y sin más preámbulos, os dejo ya con la receta, aunque aprovecho para garantizaros que la próxima no tendrá nada que ver ni con más muffins ni con más chocolate y que estoy deseando ponerme manos a la obra; nunca hasta ahora había oído hablar de ella, pero desde que la descubrí no puedo pensar en otra cosa («reposterilmente» hablando, claro está). ¡Qué misterio! ¿verdad? Así os tengo ahí hasta entonces, expectantes, en ascuas para ver de qué se trata (espero que no acabe defraudando…).

Frosted Brownies {Brownies con Cobertura de Cacao}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Bars & Squares
Origen: American
Raciones: 16
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)
Para los brownies:
  • 170 g (¾ cup) de mantequilla sin sal
  • 200 g (7 oz) de chocolate negro (50% cacao)
  • 300 g (1½ cups) azúcar blanco
  • 35 g (6 cucharadas) de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 100 g (¾ cup) de harina de trigo floja
  • ½ cucharadita de sal
  • 3 huevos (M)
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 60 g (½ cup) de nueces troceadas (opcional)
Para el frosting de cacao:
  • 200 g (1¾ cups) de azúcar glass
  • 30 g (5 cucharadas) de cacao puro en polvo sin azúcar
  • 75 g (1/3 cup) de mantequilla sin sal
  • 150 g de queso crema (tipo Philadelphia), frío
Elaboración
De los brownies:
  1. Precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºC y colocamos la rejilla del horno a media altura.
  2. Engrasamos un molde rectangular de unos 30 x 20 x 5 cm (aprox.), cubrimos el fondo con papel de hornear y reservamos.
  3. En un cuenco grande, apto para el microondas, derretimos juntos la mantequilla y el chocolate (previamente troceado) a potencia media. Iremos comprobando y removiendo con una espátula de silicona cada 20-30 segundos para evitar que el chocolate se queme (si eso llegara a pasar, olería indiscutiblemente a quemado). Los últimos trozos de chocolate los podemos fundir gracias al calor residual mientras seguimos mezclando con la espátula ya fuera del microondas (así se enfriará más rápidamente).
  4. Si vamos a trabajar con amasadora eléctrica (equipada con el accesorio de pala), vertemos la mezcla anterior en su cuenco y añadimos el azúcar (si no, podemos seguir trabajando en el mismo recipiente). Mezclamos a velocidad media hasta combinar por completo y reservamos mientras se templa a temperatura ambiente.
  5. Mientras tanto, en un cuenco mediano, tamizamos la harina y el cacao en polvo. Añadimos la sal y mezclamos suavemente con unas varillas hasta que quede todo bien combinado.
  6. Una vez templada a temperatura ambiente la mezcla de chocolate, mantequilla y azúcar, añadimos los huevos, de uno en uno, y batimos bien después de cada adición.
  7. A continuación, agregamos el extracto de vainilla y seguimos mezclando.
  8. Incorporamos la mezcla de ingredientes secos (punto 5) a la mezcla de ing. húmedos (punto 6) en dos tandas y mezclamos suavemente lo justo hasta que apenas queden restos visibles de harina.
  9. Por último, añadimos las nueces troceadas (si las vamos a incorporar) y terminamos de mezclar ya a mano con una espátula de silicona hasta que queden bien repartidas por toda la masa. Podemos apartar unas cuantas para usar como decoración final. (Yo esta vez sólo las he usado como decoración).
  10. Vertemos la mezcla en el molde y sacudimos suavemente adelante y atrás para que quede una superficie más lisa y llegue a cada rincón para terminar alisando la superficie con una pequeña espátula angulada.
  11. Horneamos durante 25-30 minutos o hasta que al insertar una brocheta o cake tester en el centro salga algo manchada, pero sin gotear (si lo horneamos en exceso, corremos el riesgo de que quede demasiado seco).
  12. Retiramos del horno y dejamos enfriar por completo dentro del molde sobre una rejilla. Una vez frío, nuestro brownie ya estará listo para cubrirlo con el frosting.
Del frosting de cacao:
  1. En un cuenco grande, tamizamos el azúcar glass y el cacao y reservamos.
  2. En el cuenco de nuestra amasadora, equipada con el accesorio de pala (o a mano en un cuenco grande), batimos a velocidad media la mantequilla junto con el queso crema durante unos 2 minutos hasta que quede una mezcla suave y cremosa.
  3. Añadimos progresivamente la mezcla de azúcar glass y cacao, previamente tamizados, y seguimos batiendo a la velocidad más baja (para evitar que se forme una nube de azúcar y cacao en la cocina) hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.
  4. A continuación, incrementamos la velocidad y batimos unos 5 minutos más hasta obtener una mezcla ligera y esponjosa (ATENCIÓN: si sobrepasamos el tiempo necesario de batido, nuestra cobertura perderá consistencia y se echará a perder).
  5. Finalmente, extendemos la cobertura por toda la superficie del brownie y, con ayuda de una espátula pequeña angulada, alisamos lo máximo posible, cortamos en porciones y servimos.

    Si el ambiente fuera muy cálido, quizás sea necesario refrigerar durante media hora antes de cortar y servir. Se conserva a temperatura ambiente bien cubierto durante 2-3 días. Si hiciera mucho calor, es aconsejable mantener refrigerado (también cubierto) y dejar fuera del frigorífico media hora antes de consumir.
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- Habrás podido comprobar que no he añadido ningún agente leudante para que la masa crezca más. Eso es porque a mí me gustan los brownies densos y fundentes. Pero si eres de los que prefiere sus brownies más abizcochados, puedes añadir ½ cucharadita de levadura química (tipo Royal) junto con la harina y el cacao en el momento de tamizarlos (punto 5 de la elaboración de los brownies).
- Día nacional del brownie: 8 de diciembre.

Receta adaptada de los Frosted Brownies de Hummingbird Bakery Cookbook

Posts Relacionados