Bundt Cake de naranja sanguina y cardamomo {Blood Orange Cardamom Bundt Cake}

Me doy cuenta, no sin cierta sorpresa, de que hace una cantidad de tiempo absolutamente indecente que no preparaba un bundt cake para el blog. No me lo explico. O sí, porque estos fascinantes bizcochos son irresistibles en forma y contenido y en cuanto preparo uno, apenas se empiezan a enfriar van cayendo antes de que pueda siquiera encender la cámara de fotos. Así que imaginaréis la presión a la que ha estado sometido este pobre bundt cake de naranja sanguina hasta que finalmente la receta que hoy os traigo ha podido ver la luz.

Bundt Cake de naranja sanguina y cardamomo {Blood Orange Bundt Cake}

Bundt Cake de naranja sanguina y cardamomo {Blood Orange Bundt Cake}

Y si los moldes para bundt cakes despiertan verdadera veneración en mí, las naranjas sanguinas, desde mi más tierna infancia, han sido y siguen siendo toda una debilidad. Me apasiona su color vibrante y su sabor, amable y excitante a partes iguales, me tiene absolutamente prendada. Por lo que, cuando están de temporada, no puedo resistir la tentación de cargar con una buena sobredosis de vitaminas y colorido, necesite o no ir a la frutería. Definitivamente, auténticos fuegos artificiales en formato fruta.

Bundt Cake de naranja sanguina y cardamomo {Blood Orange Bundt Cake}

Bundt Cake de naranja sanguina y cardamomo {Blood Orange Bundt Cake}

Y tras semejante acopio de naranjas, cuando no es un zumo, es una ensalada y, por supuesto, un rico bizcocho como este que, además, viene tocado por la sutil fragancia del cardamomo; una de las especias por la que también siento verdadera predilección.

Esto de las combinaciones de ingredientes en la cocina, salvo algunas popularmente aceptadas como indiscutibles (léase chocolate con churros, fresas con nata, nata con nueces, cóctel de gambas con salsa rosa…), es algo muy de cada uno. Pero reconozco que yo oigo «naranja» y como que de seguido me parece oír también «chocolate». Huelga decir que este bundt cake de naranja y cardamomo precisa de poco más para ser un rotundo éxito, aun así, como esa vocecilla en mi cabeza puede llegar a ser muy persuasiva, he optado por bañarlo ligeramente con una ganache de chocolate negro que ha resultado todo un acierto. Obviamente puedes prescindir de ella, la cuestión es ¿quieres? 😉

Bundt Cake de naranja sanguina y cardamomo {Blood Orange Bundt Cake}

Bundt Cake de naranja sanguina y cardamomo {Blood Orange Bundt Cake}

Bundt Cake elaborado en el molde Elegant Party de Nordic Ware® y servido en el preciosísimo stand de mármol con pie de madera Kitchen Kraft, ambos de la tienda online Claudia & Julia

Bundt Cake de naranja sanguina y cardamomo {Blood Orange Cardamom Bundt Cake}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Bundt Cakes
Origen: American
Raciones: 10-12
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)
Para el bizcocho:
  • 250 g (1¼ cups) de azúcar blanco
  • Ralladura fina de 1 naranja sanguina (sólo la parte naranja)
  • 3 huevos (L)
  • 180 g (¾ cup) de sour cream
  • 60 ml (¼ cup) de zumo de naranja sanguina
  • 180 ml (¾ cup) de aceite de oliva suave
  • 290 g (2¼ cups) de harina de trigo floja
  • 2 ¼ cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de cardamomo molido
  • ½ cucharadita de canela de Ceilán molida
  • ½ cucharadita de sal
Para la ganache de chocolate negro (opcional):
  • 80 ml (1/3 cup) de nata líquida para montar (mín. 35% MG)
  • 85 g (3 oz) de chocolate negro, troceado
Elaboración
Del bizcocho:
  1. Precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºC (350ºF) y colocamos la rejilla del horno en la posición central.
  2. Engrasamos a conciencia, prestando especial atención a cada recoveco, un molde para bundt cakes (o de tubo) de unos 23 cm Ø (10 cups de capacidad) y reservamos.
  3. En un cuenco grande, tamizamos la harina junto con la levadura, el bicarbonato sódico, las especias y la sal y mezclamos con unas varillas hasta que quede todo perfectamente combinado. Reservamos.
  4. En el cuenco de nuestra amasadora, equipada con las varillas (o en otro cuenco amplio aparte), mezclamos el azúcar con la ralladura de naranja, friccionando esta última a conciencia entre las yemas de los dedos para que libere todos sus aceites y el azúcar quede bien impregnado.
  5. Agregamos ahora los huevos al azúcar aromatizado y batimos enérgicamente durante unos 3-5 minutos hasta que la mezcla espese y obtengamos un color visiblemente más pálido.
  6. A continuación, reducimos la velocidad y agregamos el aceite progresivamente en un hilillo sin dejar de batir hasta conseguir una mezcla homogénea.
  7. Seguidamente, añadimos el sour cream y el zumo de naranja y volvemos a merclar suavemente hasta que quede todo perfectamente combinado.
  8. Hacemos ahora un hueco en el centro de los ingredientes secos que teníamos reservados (punto 3), vertemos en él la mezcla de ingredientes líquidos (punto anterior) y combinamos suavemente con ayuda de una espátula de silicona o una cuchara de madera lo justo hasta que quede todo más o menos integrado. No es necesario que acabemos con una masa perfectamente homogénea; cualquier pequeño grumo o resto de harina sin disolver que pudiera quedar, acabaría por emulsionarse durante el horneado.
  9. Vertemos la mezcla en el molde que teníamos preparado, damos unos golpecitos contra el banco de la cocina (es preferible colocar un paño doblado entre el molde y la superficie) para que la masa termine de asentarse bien, se rellene cada rincón del molde y se expulsen así las burbujas de aire no deseadas del interior de la masa y terminamos alisando la superficie con una pequeña espátula o el reverso de una cuchara.
  10. Horneamos durante unos 45-50 minutos. Para estar seguros de que está correctamente horneado, insertamos brocheta (o cake tester) en el centro; si sale limpia, nuestro bundt cake ya está listo, si no, vamos comprobando cada 2-3 minutos hasta que lo haga.
  11. Una vez horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde durante 10 minutos exactamente.
  12. Pasado este tiempo, damos unos golpecitos contra el banco de la cocina de nuevo y lo movemos con cuidado en todas las direcciones, así nos aseguramos de que se ha despegado sin problema de las paredes y del fondo del molde, colocamos ahora la rejilla sobre el molde, le damos la vuelta con cuidado y desmoldamos. Lo dejaremos enfriar por completo sobre la rejilla antes de recubrir con la ganache.
De la ganache de chocolate negro (opcional):
  1. Troceamos el chocolate y lo colocamos en un cuenco mediano resistente al calor.
  2. En un cazo pequeño, llevamos la nata a ebullición. Una vez hierva, la vertemos inmediatamente sobre el chocolate troceado y dejamos reposar durante 1 minuto.
  3. Seguidamente, removemos con suavidad con ayuda de una espátula de silicona hasta combinar por completo. Reservamos mientras se templa a temperatura ambiente (pero sin que llegue a solidificarse).
  4. Vertemos con cierto mimo sobre nuestro bundt cake y listo para disfrutar!
  5. Finalmente, podemos terminar de decorar nuestro bundt cake con un poco de ralladura de naranja sanguina por encima.

    Se conserva durante unos 3 días bien cubierto a temperatura ambiente.
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- Lo creas o no, la miga de este bizcocho mejora pasadas las primeras 24 horas; los sabores se intensifican y la experiencia no hace más que mejorar. ¿El inconveniente? Ha de sobrevivir todo ese tiempo...
- En lugar de ganache de chocolate, si no quieres servir tu bundt cake ahí desnudo, puedes simplemente espolvorear un poco de azúcar glas por encima; nunca falla.
- Día nacional (EEUU) del Bundt Cake: 15 de noviembre.

Posts Relacionados