Me encanta el pan. Todo tipo de pan. Siempre me han parecido una preciosidad las barras de pan, las hogazas, los panecillos, el pan rústico, el pan de aceite, con cereales, el pan gallego, el pan brioche, la focaccia… ¡incluso los colines! Me quedo embobada en las panaderías. Y ese olor… Me puede. Pero lo que verdaderamente me pierde es el pan casero. Me parece que tiene un mérito increíble hacer tu propio pan. Así que ya me estaba empezando a pesar no intentar hacerlo en casa. Y para estrenarme, pensé que un rico pan de molde básico estaría bien. Y no podría haber dado más en el clavo.

White Sandwich Bread {Pan de Molde}

La verdad es que aún me impone bastante pasar a mayores y hacer “pan pan”, como decimos en casa. Pero con éste me vale de momento; sólo de pensar en esas tostadas por las mañanas, esos sandwiches llenos de cosas maravillosas… se me hacía la boca agua.

White Sandwich Bread {Pan de Molde}

Ésta que os traigo hoy es una adaptación (mínima) de la famosa receta del pan de molde de la aún más famosa Julia Child (1912 – 2004, California), cocinera, escritora y presentadora; responsable de la introducción de la cocina francesa en Estados Unidos y una de las mayores influencias en el ámbito gastronómico del siglo XX estadounidense. Su título más conocido es, sin duda, Mastering the Art of French Cooking, publicado en EEUU en 1961 (Vol. 1) y 1970 (Vol. 2).

White Sandwich Bread {Pan de Molde}

Si dejamos a un lado las obligadas esperas de los levados de la masa (tiempo que tampoco da más trabajo en realidad, aunque sí se ha de estar pendiente), éste es un pan muy sencillito de hacer. Y aún más fácil de comer. Sólo hay que ponerse (tanto en un caso como en el otro). Tiene una miga tierna y delicada, muy agradable al paladar, y eso sólo comiéndotelo así, a palo seco. Porque si además te preparas un buen sandwich con él, uno de esos con todo lo que te gusta en un sandwich, verás que aguanta lo que le eches. ¿Y tostado? ¡No querrás que tu desayuno termine jamás! Además, se conserva perfectamente durante varios días. Y si resulta que al final se te ha quedado algo de pan duro (aunque no sé cómo tal cosa podría pasar), siempre puedes hacerte unas deliciosas French Toasts (¡aquí no se tira nada!). Vamos, que todo son ventajas. Eso sí, me huele a mí que esto de empezar a hacer pan en casa puede llegar a ser adictivo, así que avisados quedáis 😉

White Sandwich Bread {Pan de Molde}

Y para terminar os dejo ya con la receta no sin antes recordar una de las citas de Julia Child con la que no puedo estar más de acuerdo:

A party without a cake is just a meeting.


White Sandwich Bread {Pan de Molde}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Bread
Tipo de cocina: American
Raciones: 2 panes
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)

  • 600 ml (2 ½ cups) de agua templada (40ºC ≈ 105º F)*
  • 10 g (1 cucharada) de levadura seca de panadería*
  • 12 g (1 cucharada) de azúcar blanco
  • 780-845 g (6 - 6 ½ cups) de harina de trigo floja
  • 2 cucharaditas de sal
  • 55 g (¼ cup) de mantequilla sin sal (derretida) o de aceite de girasol y un puñado de semillas para decorar (opcional)
Elaboración
  1. Vertemos 120 ml (½ cup) del agua templada en un cuenco grande (o el de nuestra amasadora, equipada con el accesorio de gancho) y disolvemos el azúcar. A continuación, añadimos la levadura y dejamos reposar durante 5 minutos hasta que la mezcla haya espumado.
  2. Añadimos el resto del agua y la mitad de la harina y mezclamos hasta que quede todo bien combinado. En este punto, tendremos una masa bastante líquida y pegajosa.
  3. A continuación, agregamos el resto de la harina (calculando inicialmente 780 g—6 cups), la sal y la mantequilla y amasamos a velocidad baja (o a mano sobre una superficie ligeramente enharinada) durante unos 8-10 minutos hasta conseguir una masa suave y elástica que se despegue fácilmente de las paredes (o de las manos). Si fuera necesario, y a mitad del proceso de amasado siguiera demasiado pegajosa, añadiríamos los 65 g (½ cup) restantes.
  4. Una vez finalizado el amasado, damos forma de bola a la masa y la introducimos en un cuenco grande (podemos seguir usando el mismo cuenco, previamente lavado y bien secado). Cubrimos con un paño limpio y dejamos levar en un lugar cálido y sin corrientes de aire durante 1 – 1 ½ hora o hasta que haya doblado su volumen.
  5. Mientras tanto, engrasamos un par de moldes rectangulares para loaves de unos 23 x 13 cm (9x5-inch) y reservamos.
  6. Una vez levada nuestra masa, la volcamos sobre una superficie de trabajo, limpia y ligeramente enharinada, y desgasificamos presionándola suavemente con los nudillos unas 3-4 veces. La dividimos en dos partes iguales (usaremos preferiblemente una báscula de cocina para pesarla), extendemos cada parte con las manos hasta formar un rectángulo de unos 22 x 30 cm (más o menos el tamaño de un folio DIN A4) y plegamos cada una en tres, como si fuera una carta, empezando por uno de los extremos más cortos. Seguidamente, las colocamos en sus moldes con la junta hacia abajo y remetemos los extremos si fuera necesario.
  7. Si vamos a añadir semillas y/o cereales (yo, puesto que salen dos, he optado por añadir unas semillas de lino y de amapola y unos cuantos copos de avena en uno de los panes) humedecemos la parte superior ligeramente con agua, mantequilla derretida o aceite de girasol con ayuda de un pincel de repostería y los esparcimos sobre el pan.
  8. Cubrimos de nuevo con un paño y dejamos levar durante 1 hora más hasta que la masa sobresalga por encima del borde del molde.
  9. Unos 10 minutos antes de que finalice este último levado, precalentamos el horno (eléctrico) a 190ºC y colocamos la rejilla a media altura.
  10. Horneamos ambos panes durante unos 30-35 minutos hasta que hayan adquirido un bonito tono dorado.
  11. Nada más sacarlos del horno, desmoldamos con cuidado de no quemarnos (se sacan sin problema con las manoplas sujetando los panes por ambos lados) y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla antes de cortarlos (preferiblemente con un cuchillo de sierra).

    Se conservan durante 4-5 días en un recipiente cerrado o en una panera envueltos en un paño limpio de algodón.
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- *En caso de altas temperaturas ambientales, reduciremos la levadura a 5 g y utilizaremos el agua fría. Además, en lugar de emplear toda el agua, reservaremos 120 ml (½ cup), que sólo añadiremos en caso de que la masa se vuelva demasiado difícil de manipular.
- Para congelarlo, envuélvelo en film transparente y seguidamente en papel de aluminio. Se conserva unos 3 meses en perfecto estado. Para descongelarlo, tan sólo has de meterlo en el frigorífico y dejar que se descongele durante toda la noche. Recuerda dejarlo a temperatura ambiente antes de consumir, aunque si vas a hacer tostadas, no es necesario. - Si vas a añadir semillas y/o cereales sobre el pan, no te cortes, porque al subir la masa en el horno se expande y, lo que parece un buen montón, quedará bastante diseminado por toda la superficie. Yo no lo he pesado, pero puse un puñadito de cada hasta que ya no cupo más.

Posts Relacionados

50 Comentarios

  • 4 años ago

    Ñam, ñam dan ganas de comerte uno…. Besitos

  • 4 años ago

    ¡Ooooohhh! ¡Qué bueno! ¡A ver si me sale así de rico! Me encanta la mezcla de semillas que has elegido 🙂 ¿Dónde puedo encontrar las semillas de amapola? A veces las he querido comprar y no las he encontrado… ¡muchísimas gracias por esta receta, amiga!

    • Huy, sí que está bueno! Vaya vicio…
      Las puedes encontrar en herboristerías o en la sección de dietética de algunos supermercados; has de asegurarte de que son aptas para el consumo humano. Una vez también las vi en Tiger!
      Seguro que te sale de fábula 😉
      Gracias a ti, amiga! <3

  • 4 años ago

    Yo aún no me atrevo con el pan… Para mí tiene mucho mérito!!! Y este tiene una pintazaaaa!!! Felicidades Rosa! 🙂

    • Yo tampoco me atrevo con el pan-pan de momento, pero todo es ponerse! Este ha sido coser y cantar, de verdad, después de todo lo que tú haces… Pan comido 😉
      Graaaaaacias, guapa!
      Mil besos <3

  • Me encanta!!!!! en casa siempre hago pan casero porque ceanamos casi a diario de pamboli y también en verano que ya que estamos todo el día en la playa y comemos mucho pan, por lo menos que sea casero!. Normalmente lo hago de centeno o pepitas de calabaza, pero el otro día probé una receta de pan de molde y me gustó mucho, la siguiente probaré con la tuya que seguro me sorprenderá aún más!!

    • Lo tuyo sí que tiene mérito, Patri! Pero qué rico, con pepitas de calabaza y de centeno… Mmmm…
      Si lo haces sé que volverás a contarme, ya verás 😉
      Un besazo, preciosa!

  • 4 años ago

    Me encanta, te ha quedado magnifico

  • 4 años ago

    Love classic recipes like this one- white sandwich loaves are always the best kind! Bet a slice slathered with loads of butter is absolutely heavenly! Beautiful recipe!

    Jess 🙂 xx

    • Me too, I have a weakness for classics <3
      Way, way better than any other you can buy.
      Thanks, Jess, time for another slice (where's my butter? there you are 😉 )
      <3

  • Parece (y obviamente lo es) 90 millones veces mejor que el de la tienda 🙂 también me parece un mérito hacer su propia pan. Yo no lo hago porque estoy rodeada de panaderías artesanalas justo donde vivo (uno a 10 metro, dos justo detrás, y otro andando 4 minutos – y lo cual es raro en Bcn, no suelen ser artesanales!) pero tengo claro que el día que no viva allí y no tenga estas condiciones, también haré mi propia pan 🙂

    • Wow, GRACIAS!
      El pan es lo mejor y cuando tienes la suerte de tener buen pan cerca es como un regalo; cualquier cosa con un buen pan queda genial, verdad?
      Un abrazo, Sofía!

  • ¡Qué pan más rico! La verdad es que no hay nada como el pan casero, yo también lo congelo, después a la tostadora y como recién hecho. Me apunto la receta para hacerla estos días.

    Un besito

  • 4 años ago

    Me encanta!! Que pintaza, tiene pinta de estar súper esponjoso 🙂 🙂 yo soy una loca del pan pero todavía no me he atrevido nunca 🙁 y lo que más ganas tengo de hacer es pan dulce!! Aunque el día que lo haga puede que sea la perdición!! Ajajjaja. Me pondré redonda ajjaajja. Espero que súper descanses en vacaciones!! Un besazo guapísima!!!

    • Pues lo mismo me pasaba a mí, que me imponía bastante el tema, pero la verdad es que ha sido muy sencillito. No se hace solo pero casi 😉
      Gracias por ser de las mías; el pan es lo mejor!
      Bueno, y las vacaciones! <3
      Un beso gordo y redondo 😀

  • 4 años ago

    Vaya pinta… Habrá que intentarlo… )) feliz martes Bss

  • 4 años ago

    Me encanta! Te ha quedado de libro! Qué bonito Rosa! Me han entrado ganas de hacerlo! Para desayunar en casita estos días… mmmm

    • Vaya, muchas gracias! A mí también me ha gustado mucho el resultado y en casa están como locos! (son los mejores <3 )
      Hazlo, hazlo de verdad y verás. No cuesta apenas…
      Un besito, guapísima!

  • Mmmmmm… Se me ha hecho la boca agua con esta entrada… y es que, no hay nada que más me guste que ese olorcito que sale de los obradores de pan (yendo para mi casa hay uno y cuando llego, me acerco despacito, despacito…). Y respondiendo a tu pregunta…Sí, es súper adictivo. A mi casa ya llego la fiebre del pan y mi madre se vuelve “picueta” haciendo un trillón de panes distintos (el pan de nueces y pasas ya ha llegado para quedarse 🙂 ). Cómo introducción para convertirte a la religión de los “panarras” te recomiendo los libros del Master Iban Yarza (Para cuando seas toda una experta “El Pan” de Jeffrey Hamelman) 😀

    • Tú sabes bien, eh? Con esa mami “picueta” 😉 (jejeje…)! Pero bueno, eso es un poco de morro de más, o qué?
      Veremos si llego a modo experto (lo dudo; ya conoces el dicho: “Jack of all trades…”). Aun así, queda todo anotado como referencia indispensable (viniendo de la hija panarra de una mami picueta… 😉 )
      Un besazo, preciosa <3

  • 4 años ago

    Qué rico, Rosa. Blanquito y esponjoso. A mi tambien me encanta el pan, pero me echo a temblar un poco cada vez que me pongo con las masas y levados (de ahi mi fracaso con los Hot Cross Buns). Tenemos panificadora, eso si, y la usamos casi todos los dias. Aunque, tal vez, esta sea una buena receta para ponerme a amasar, parece facilita… Gracias por compartir. Un beso.

    • Muy rico, sí, Maite. Yo he usado el gancho de amasar de la Kitchen Aid (nada de panificadora por aquí… 🙁 ), pero ha salido perfecta la masa. Imagino que amasando a mano será muy similar, aunque tiene su miga… (a mí tampoco se me dan las masas levadas a la perfección, pero soy muy cabezota y ahí estoy dale que te pego hasta que se queda más o menos 😉 ).
      Estos días que vienen son los mejores para probar a hacer cosas nuevas; además con el calorcito mejor que mejor!
      Un beso, preciosa!

  • Me encanta.A ver si lo intento estos días. no se si encontrare semillas de sésamo, cómo ves que le eche pipas sésamo o algo de eso?. A esta misma masa/receta le podría echar pasas o mejor que lo haga con otra?

  • 4 años ago

    :O quiero pan quiero pan quiero pan!!!
    Madre mía unas tostadas por la mañana con un cafecito tiene que ser tremendo!! Estoy de acuerdo contigo, mi querida Rosa, que no querría que el desayuno se terminase…
    Enhorabuena por tu primer pan!
    Un besin!!!!!

    • Lo son, Nati, lo son… Qué tendrá el pan? Me acabo de hacer la última tostada divina y ahora qué? Hago otro? Esto no va a tener fin, pero qué bueno va a estar 😉
      Muchas gracias, Nati, eres un solete!
      Besitos

  • 4 años ago

    Muy bien hecho! Yo tambien tengo miedo de hacer un pan. No se nada de la levadura y como funciona, pero tu pan quedo muy rico!!!! Miralo! Esta perfecto! Debes estar muy orgullosa! Yum!

    • No sé por qué pero algo tan básico como el pan, con lo rico que está, siempre da como respeto. Las masas levadas tienen su proceso y no siempre salen como esperas, pero cuando lo hacen… Será cuestión de práctica; al fin y al cabo, sólo es cuestión de temperatura y tiempo 😉
      Muchísimas gracias; me has alegrado el día, Amanda!
      Un beso

  • 4 años ago

    Ñam Ñan! Delicioso!
    Un besito Guapa!

  • 4 años ago

    Rosa guapa! Qué maravilla de pan de molde, y con semillitas como me gusta a mí ;P Eres toda una artista, no cabe duda 🙂 No hay receta tuya que no me quede con la boca abierta y la que no disfrute leyéndote y apreciando tus bonitas fotos y presentaciones!! Enhorabuena!!!
    Un besote gordo y feliz Semana Santa guapa ;P

    • Bueno, bueno… una artista! qué más quisiera yo! Pero mientras lo intento, para empezar me divierto como un niño con un palo (también paso mis nervios 😉 ) y cuando encima sale lo que esperas, es una emoción…
      Me encanta que te guste; divertirse uno solo no es lo mismo, verdad?
      Un besito, preciosa, espero que no dejes de disfrutar.

  • Oh my gosh, Rosa, this bread looks perfect! That texture is gorgeous! I need a big slice, slathered in butter. The seeds looks beautiful, too!

    • You’re totally right. Is there anything better than a delicious homemade bread and butter?
      Thanks for your warm words and for liking this experiment of mine too <3
      Besos, preciosa!

  • 4 años ago

    Mmmmm!! Alguna vez sí he preparado pan casero y es delicioso comerlo recién horneado. Esta propuesta de pan de molde me encanta, probare a hacerla a ver si me salen unas ricas tostadas para el desayuno!
    Un besote guapísima!!

    • Ahora aún te admiro más, Yolanda! Hacer pan es casa es toda una experiencia, verdad?
      Si lo haces desayunarás como 4 veces al día (ay la fastidiosa operación bikini! este verano me compro un neopreno!)
      Besitos!

  • 4 años ago

    My dear fried Rosa, you’re a perfect baker. What more can I say? The bread looks like one from the best bakery in Europe. The browning is just right, the texture looks perfect and all I want to do is to eat it, if only I could. I have a cup of Masala tea with me right here. Could I please have that well-browned toast on display? Thank you for sharing and enjoy the rest of the week!

    • I must say I’m really happy with the outcome. It’s way easier than many of the things I’ve baked before. But thank you anyway for your ah-so-nice comments; they really mean a lot to me.
      I’m a bit jealous of that Masala tea cup now; I should have brewed a pot of tea this morning with my toasts. It’ll be this afternoon then 😉
      We start Easter holidays tomorrow, so I’m planning to enjoy every day to the fullest!
      Take care an enjoy yourself too! <3

  • 4 años ago

    Ains Julia quien no puede adorar todo el legado que nos dejó?

    Estoy de acuerdo contigo, hacer pan en casa es una maravilla, yo he hecho algunos y es que no hay color.

    El tuyo se ve exquisito, lo imagino en un sandwich de estos ingleses que le puedes meter todo lo que quieras o como tu dices en el desayuno, aunque no se le pude hacer ascos de ninguna de las formas posibles.

    Por cierto, unas fotos preciosas Rosa. Un abrazo!

    • Si es que eres un solete, Mary! Encantada estoy de que te haya gustado este pan mío…
      Con lo que soy yo de sandwich y tostada creo que me acabará saliendo el pan por las orejas. Pero qué orejas más felices… 😉
      Un besito y felices fiestas!

  • 4 años ago

    Rosa your bread is amazing, I’m serious. it seems just came out from a bakery shop!!! I can imagine how good had to be with butter… mouth-watering! beautiful photos!

    • Awww, Margherita, you make me blush, I’m serious too. Thank you for your precious time and beautiful words. I’m so glad you like it!
      Best,
      Rosa

  • 4 años ago

    muy buena pinta, quedaron geniales, saludos

  • 4 años ago

    Me saldrá??? Jejje es q mis peques les encanta merendar pan de molde… Lo voy a intentar

    • Seguro que sí; si me ha salido a mí que jamás me había planteado hacer pan en casa le puede salir a cualquier que se ponga 😉
      Espero que me cuentes!
      Un beso y mil gracias por la confianza, guapa!

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)