Pancakes de castañas {para empezar bien…}

Despedir un año y dar la bienvenida a otro nuevo suele ser motivo de ilusión, expectativas, sentimientos a flor de piel… Sin embargo, mientras nuestro espíritu se alimenta de todas estas acaloradas emociones, nuestras mesas se reservan la incesante tarea de sustentar otros apetitos más mundanos. Si bien es cierto que estas fechas suelen ir asociadas a excesos varios, no han de implicar necesariamente un esfuerzo titánico en la cocina. Como estas humildes aunque gloriosas tortitas o pancakes de castañas ligeramente especiadas, que han resultado el inicio perfecto de todo lo que esté por venir…

Y aunque empezamos a vislumbrar ya el punto final a toda esta vorágine, aún nos guardamos un puñadito de ilusiones en la manga en los últimos metros de este incipiente recorrido, justo el tiempo que le queda al blog para terminar de coger aire y retomar su actividad habitual.

Pero mientras tanto no quería dejar pasar la ocasión de compartir con todos vosotros esta sencilla y deliciosa receta de pancakes de castañas que he preparado para Claudia & Julia; es un auténtico placer y con tan sólo con algún paso extra (también sencillo) en su elaboración, podréis acabar disfrutando de unas increíbles tortitas la mar de invernales, perfectas para caldear esas frescas mañanas (o tardes) que aún han de acompañarnos durante algunos meses más.

En esta ocasión, he optado por acompañarlas con una formidable miel de romero y la combinación no podía haber resultado más perfecta. Aun así, sabes que las tortitas admiten un sinfín de acompañamientos, a cada cual más suculento: sirope de arce (siempre un acierto), mermelada, fruta fresca, yogur…  Tú eliges 😉

Y sin más aquí lo dejo. Espero que hayan sido estos unos días memorables o, cuando menos, entrañables. Si os ha gustado la receta, la encontráis pinchando aquí en el blog de Claudia & Julia.

Que este 2017 sea uno mas de un montón de años increíbles.

Un abrazo.

Posts Relacionados

2 Comentarios

  • alicia
    4 meses ago

    Leo el post tarde… (pero da igual la hora; cataba estas tortitas ahora mismito!!) Castañas, especias… Qué lujo de tortitas… Seguro que estaban (no creo que quede ni una miga jejej) deliciosas!

    • ¿Qué va a ser tarde? Nunca, porque las hacemos en un periquete 😉 Saben a gloria y a invierno que da gusto…
      Un abrazo y feliz año!

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)