Magdalenas Caseras {Las de toda la vida}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Muffins & Magdalenas
Origen: Spanish
Raciones: 12 magdalenas (tamaño estándar)
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)
  • 150 g (¾ cup) de azúcar blanco (+ azúcar extra para espolvorear)
  • 3 huevos (M)
  • 125 ml (½ cup) de aceite de oliva suave
  • 80 ml ( ⅓ cup) de leche entera
  • 1 cucharadita de miel suave (opcional)*
  • 215 g (1⅔ cups) de harina de trigo de uso común
  • 2 cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
  • Ralladura de un limón mediano (¡ojo, sólo la parte amarilla; la membrana blanca amarga!)
  • ½ cucharadita de sal
Elaboración
  1. En un cuenco mediano mezclamos la harina, la levadura química, la ralladura de limón y la sal con ayuda de unas varillas hasta combinar todos los ingredientes secos de forma homogénea. Reservamos.
  2. En el cuenco de nuestra amasadora eléctrica, equipada con el accesorio de pala (o en un cuenco grande y unas varillas de mano) batimos a velocidad media-alta los huevos y el azúcar hasta blanquearlos, es decir, hasta que al menos tripliquen su volumen y adquieran una consistencia bien esponjosa y un color visiblemente más pálido. Aquí reside la clave para obtener una textura perfecta en nuestras magdalenas caseras, así que echad mano de toda la paciencia y el mimo que podáis en este paso.
  3. A continuación, bajamos la velocidad y agregamos el aceite en un hilillo progresivamente hasta obtener una mezcla algo pálida y de textura suave.
  4. Añadimos entonces la miel (si la vamos a usar) y la leche, también progresivamente y a velocidad baja, y mezclamos hasta combinarlo todo por completo. (Para evitar que la miel se nos pueda ir al fondo del cuenco debido a su densidad, a mí me gusta disolverla en la leche y lo añado todo junto.)
  5. Sin aumentar la velocidad, incorporamos los ingredientes secos que teníamos reservados (punto 2) en dos tandas y mezclamos sólo lo justo hasta que quede todo bien integrado.
  6. Cubrimos con film transparente e introducimos la mezcla en el frigorífico desde 2 horas hasta toda la noche.
  7. Cuando estemos preparados para hornear nuestras magdalenas, precalentamos el horno (eléctrico y sin aire) a 220ºC y colocamos la rejilla del horno a media altura.
  8. Preparamos un molde para magdalenas (individuales o en bandeja) con las cápsulas de papel.
  9. Retiramos la masa de nuestras magdalenas del frigorífico y la mezclamos de nuevo ligeramente con ayuda de una espátula de silicona. Reducimos la temperatura del horno a 200ºC.
  10. Llenamos las cápsulas hasta ¾ partes de su capacidad (una cuchara de helado nos puede servir de gran ayuda). Añadimos un poco de azúcar sobre cada una de nuestras magdalenas y horneamos durante unos 15-18 minutos aproximadamente (dependerá de cada horno) o hasta que se hayan dorado y crecido.
  11. Tras retirarlas del horno, las dejamos reposar dentro del molde unos 10 minutos antes de sacarlas y dejarlas enfriar por completo sobre una rejilla.Se conservan varios días bien cubiertas a temperatura ambiente.Firma Rosa M Lillo

Notas
- *La miel ayudará a que nuestras magdalenas queden más jugosas y retengan mejor la humedad; por lo que se conservarán tiernas durante más tiempo.
- Es muy importante utilizar algún tipo de molde rígido para contener las cápsulas de papel o de lo contrario estas se abrirían por el peso de la masa y nuestras magdalenas no se parecerían en nada a la forma que buscamos. Si no disponemos de bandeja para hornear magdalenas, podemos introducir las cápsulas de papel en flaneras individuales o utilizar directamente cápsulas de silicona.
- Con estas cantidades salen una docena de magdalenas de tamaño estándar (cápsulas para magdalenas de 7 cm de Ø).
Recipe by Pemberley Cup & Cakes at https://pemberleycupandcakes.com/2013/08/27/magdalenas-caseras-las-de-toda-la-vida/