Gofres con Helado de Golden Syrup
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Spoon Desserts, Ice creams & Puddings
Origen: Belgian-British
Raciones: 14 gofres / 1 l de helado
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)
Para los gofres:
  • 200 ml (¾ cup + 1 cucharada + 1 cucharadita) de leche entera, templada
  • 15 g (½ oz) de levadura fresca de panadería
  • 375 g (2 y ⅞ cups) de harina de fuerza
  • 2 huevos (M), ligeramente batidos
  • 1 cucharada (15 g) colmada de azúcar vainillado
  • ½ cucharadita de sal
  • 125 g (½ cup + 1 cucharada) mantequilla sin sal (más mantequilla extra para engrasar)
  • 150 g (¾ cup) de azúcar perlado
Para el helado de Golden Syrup:
  • 600 ml (2 ½ cups) de nata líquida para montar (mín 35% MG)
  • 120 ml (½ cup) de leche entera
  • 1 vaina de vainilla
  • 55 g (½ cup) de azúcar Demerara
  • 4 yemas de huevo (M)
  • 90 ml (¼ cup + 2 cucharadas) de Golden syrup (más sirope extra para decorar)
Elaboración
De los gofres:
  1. Disolvemos la levadura en la leche templada y reservamos.
  2. En un cuenco grande (puede ser el de nuestra amasadora, equipada con el accesorio de gancho), mezclamos la harina, el azúcar vainillado y la sal hasta combinar bien.
  3. A continuación, hacemos un hueco en el centro, añadimos los huevos y vertemos la mezcla de leche y levadura.
  4. Mezclamos suavemente durante unos 5-6 minutos hasta que quede todo perfectamente integrado en una masa homogénea, suave y bastante pegajosa.
  5. Cubrimos bien con film transparente y dejamos reposar en un lugar cálido y alejado de las corrientes de aire durante unos 30 minutos o hasta que doble su volumen.
  6. Pasado este tiempo, desgasificamos la masa presionándola unas cuantas veces, añadimos la mantequilla, cortada en pequeños dados, y volvemos a mezclar lo justo hasta que quede todo perfectamente incorporado. Al principio, puede parecer que la masa se ha echado a perder, pero poco a poco volverá a adquirir una consistencia más homogénea y suave.
  7. Finalmente, agregamos el azúcar perlado y mezclamos un poco más hasta que las perlas de azúcar queden bien repartidas por toda la masa.
  8. Volvemos a cubrir con film transparente y dejamos reposar otros 30 minutos en las mismas condiciones que anteriormente.
  9. Con ayuda de un pincel de repostería, engrasamos la gofrera con un poco de mantequilla, aceite vegetal (o incluso spray antiadherente) y la calentamos siguiendo las instrucciones del fabricante.
  10. Una vez bien caliente, colocamos un poco de masa (una cucharada colmada suele ser suficiente) en el centro de cada placa (cuidado con que no rebose), cerramos la gofrera y esperamos unos 5-6 minutos (dependiendo de cada aparato y de cómo nos gusten los gofres).
  11. Una vez hechos, retiramos con una espátula y dejamos templar sobre una rejilla a temperatura ambiente (Si se acompañan con algo distinto al helado, comerlos calentitos es sencillamente un placer inolvidable. Bueno, en realidad, templaditos acompañados con helado el contraste el brutal).
Del helado de Golden Syrup:
  1. Empezamos preparando un cuenco grande con hielo y agua (hasta la mitad, más o menos) para enfriar más rápidamente nuestra crema de helado una vez hecha y antes de introducirla en el congelador (o en la heladera, en caso de contar con una).
  2. Colocamos la nata, la leche, el azúcar Demerara y la vaina de vainilla (previamente abierta por la mitad) en un cazo amplio a fuego medio y removemos con unas varillas hasta que se disuelva el azúcar.
  3. Una vez disuelto, subimos el fuego al máximo, llevamos a ebullición y retiramos del fuego. Reservamos.
  4. En un cuenco grande aparte batimos las yemas de huevo junto con el Golden Syrup hasta conseguir una mezcla homogénea.
  5. A continuación, y sin dejar de remover, añadimos un par de cucharadas de la mezcla aún caliente de nata y leche azucarada. Seguidamente, vamos incorporando el resto del líquido (vaina de vainilla incluida) de forma gradual en un hilillo constante, removiendo en todo momento a lo largo del proceso hasta terminar por combinar ambas mezclas. (Si dejáramos de remover, las yemas de huevo se cuajarían al entrar en contacto con la mezcla caliente.)
  6. Volvemos a colocar la nueva mezcla en el cazo a fuego bajo y seguimos removiendo hasta que espese, lo que llevará unos 8-10 minutos (Sabremos que está lista cuando cubra el reverso de una cuchara y al pasar el dedo la marca no desaparezca.)
  7. Pasamos la mezcla por un colador (desechamos ya la vaina de vainilla) sobre un recipiente de cierre hermético (no tapar aún) e inmediatamente posamos el recipiente con la crema de helado sobre el baño de hielo preparado con anterioridad. Removemos de nuevo frecuentemente para que el frío se reparta por igual. Es MUY IMPORTANTE que el agua no entre en contacto con la crema o estropearía nuestro helado.
  8. Una vez frío, cubrimos con film transparente directamente sobre la mezcla para evitar que se forme una película en la superficie, tapamos y refrigeramos durante toda la noche. ATENCIÓN: En caso de no usar heladora, procuraremos que el recipiente tenga bastante capacidad, pues al batir la crema más adelante, esta irá aumentando de volumen.
  9. Al día siguiente, retiramos del frigorífico y procedemos a mantecar el helado: - Si disponemos de heladora, seguiremos las instrucciones del aparato. - Si no, introduciremos el recipiente bien cerrado con la crema de helado en el congelador y, durante las 2 o 3 primeras horas (dependerá de la capacidad de congelación de cada congelador), lo iremos retirando cada 30 minutos para batirla con unas varillas eléctricas o enérgicamente con un tenedor. La idea es evitar la indeseable formación de cristales de hielo.
  10. Cubrimos con papel vegetal de hornear o film transparente, cerramos bien y dejamos nuestro helado en el congelador durante al menos 12 horas más.Mantendremos el helado en el congelador a -18ºC/-20ºC. Retiraremos del congelador unos 10 minutos antes de servir.Firma Rosa M Lillo
Notas
- El azúcar perlado es imprescindible para alcanzar el sabor y la textura de los auténticos gofres de siempre, pero si no das con él o prefieres no complicarte la vida, puedes utilizar perfectamente la misma cantidad de azúcar blanco.
- Los gofres se pueden congelar una vez hechos (y enfriados) individualmente en bolsas con cierre hermético tipo zip. A la hora de consumirlos, basta con dejar que se descongelen a temperatura ambiente; unos segundos en la tostadora (sólo si es horizontal) o en el microondas a potencia media y estarán como recién hechos.
- Ante la ausencia de Golden Syrup, puedes probar a utilizar miel en su lugar. Según el tipo de miel elegido, nuestro helado tendrá unos matices de sabor u otros; en cualquier caso, quedará igualmente delicioso.
- Obviamente, en lugar de o además del helado que os propongo, los gofres combinan a la perfección con un sinfín de acompañamientos, como son el sirope de chocolate, la nata montada, el sirope de arce, la miel, la crema de cacao, cualquier mermelada... O incluso una combinación de varias (la próxima vez, probaré a añadir un poco de sirope de chocolate antes del helado).
- Día internacional del gofre: 25 de marzo.
Recipe by Pemberley Cup & Cakes at https://pemberleycupandcakes.com/2015/07/14/gofres-con-helado-de-golden-syrup-los-autenticos-gofres-con-un-acompanamiento-de-excepcion/