Christmas Pudding {para una Navidad con (otro) estilo}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Spoon Desserts, Ice creams & Puddings
Origen: British
Raciones: 8-10
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)
  • 400 g de fruta deshidratada variada1
  • 50 g de corteza de naranja confitada, troceada
  • 175 ml de brandy o Pedro Ximenez, según preferencia personal (+ licor extra si vamos a flambear y/o "emborrachar" nuestro pudding2)
  • 150 g de azúcar moreno mascabado (o dark brown sugar)
  • Ralladura fina de 1 limón
  • Ralladura fina de 1 naranja
  • 75 g de harina bizcochona o leudante (self-raising flour)
  • ½ cucharadita de canela de Ceilán molida
  • ¼ cucharadita de jengibre molido
  • ⅛ cucharadita de nuez moscada molida
  • ⅛ cucharadita de pimienta de Jamaica (allspice)
  • ⅛ cucharadita de clavo molido
  • Una pizca de sal
  • 75 g de pan casero rallado
  • 150 g de mantequilla sin sal, fría y cortada en daditos muy pequeños3
  • 50 g de almendras crudas (o nueces), troceadas
  • 2 huevos (L)
  • 1 cucharada de melaza, golden syrup o miel
  • 75 ml de leche
  • 150 ml de cerveza negra
Elaboración
  1. La noche anterior colocamos la fruta (pasas, orejones, higos, dátiles, etc., que deshuesaremos si procede y trocearemos si las piezas son muy grandes) y la piel de naranja confitada junto con el licor en un cuenco amplio y dejamos macerando hasta el día siguiente (o hasta 1 semana).
  2. Cuando estemos listos para empezar con nuestro Christmas pudding, colocamos el azúcar y ralladuras de limón y naranja en un cuenco amplio y friccionamos bien con las yemas de los dedos para que se liberen los aceites de las frutas e impregnen el azúcar.
  3. Seguidamente, añadimos la harina, las especias, la sal y el pan rallado y mezclamos con las varillas hasta hasta que quede todo bien combinado.
  4. A continuación, incorporamos la mantequilla fría, cortada en daditos muy pequeños (incluso rallada) y las almendras (o nueces) troceadas y mezclamos suavemente con ayuda de una espátula de silicona o cuchara de madera hasta que queden bien repartidas entre los ingredientes secos.
  5. En un cuenco pequeño aparte batimos los huevos junto con la melaza (miel o golden syrup) hasta obtener una textura homogénea y la agregamos a la mezcla anterior de ingredientes secos así como la leche y la cerveza.
  6. Finalmente, incorporamos la fruta que teníamos macerando, licor incluido, y mezclamos hasta que quede perfectamente todo integrado; acabaremos con una mezcla densa y heterogénea. En este momento conviene probar por si necesitamos rectificar el punto de las especias o de licor que más nos guste.
  7. Engrasamos a conciencia el interior de un molde para pudding de unos 1,5 l (2½ pints aprox.), colocamos un trozo de papel vegetal de hornear en la base que encaje con su diámetro (para que nos resulte más fácil de desmoldar) y volvemos a engrasar. Si nuestro molde tuviera tapa, habríamos de engrasarla también.
  8. Vertemos entonces la mezcla de nuestro pudding en el molde, presionando bien para que se adapte perfectamente a su forma y no queden huecos (no debería sobrepasar los ¾ de la capacidad del molde). Con el fin de evitar que la condensación se acumule en el centro y éste acabe quedando reblandecido o incluso pastoso, le daremos forma abovedada en la superficie en lugar de alisarla como en otras ocasiones.
  9. Si nuestro molde no tuviera tapa (como es mi caso) se la confeccionaríamos para la ocasión. Empezamos recortando un trozo de papel vegetal de hornear y otro de aluminio que más o menos dupliquen el diámetro del molde. Colocamos el papel vegetal abajo y sobre éste el papel de aluminio y hacemos un pliegue en el centro con ambos papeles de unos 4 cm de ancho, de esta forma, cuando nuestro pudding crezca el pliegue se irá abriendo y tendrá espacio libre para expandirse. Colocamos entonces nuestra tapa ocasional sobre el molde y ceñimos bien alrededor del borde. Ahora lo rodeamos con un cordel, ajustándolo muy bien alrededor del molde en varias vueltas para evitar que entre agua, y doblamos los bordes sobrantes del papel hacia dentro para terminar de sellarlo. Es más que recomendable pasar un par de vueltas más de cordel por encima del molde algo más sueltas a modo de asa para poder trasladarlo dentro y fuera de la olla más cómodamente y sin quemarnos.[gallery type="columns" link="none" size="medium" ids="19564,19565,19566"]
  10. Una vez listo, haremos una cocción previa sin presión. Vertemos unos 4-5 cm de agua en una olla rápida con suficiente capacidad como para alojar nuestro molde y el accesorio de vapor (la mía es el modelo Perfect de WMF con capacidad para 6,5 l.), colocamos el cestillo para cocinar al vapor dentro de la olla sobre el puente o soporte (si no disponemos de este accesorio, siempre podemos colocar un pequeño recipiente en la base boca abajo que sea resistente al calor) —la idea es que el agua no entre en contacto con la base el molde directamente— y llevamos a ebullición (seguimos sin presión)4.Christmas Pudding (Pudding de Navidad)
  11. En cuanto el agua rompa a hervir, colocamos el molde con nuestro pudding dentro del cestillo (o, en su defecto, sobre el recipiente), tapamos la olla sin llegar a cerrarla (es decir, sin girar la tapa) y sin bloquear el cierre de seguridad y dejamos a fuego medio-suave durante unos 15 minutos.
  12. Pasado este tiempo, cerramos ya la tapa y bloqueamos el cierre y dejamos cocer durante 40 minutos a partir del momento en que suba el segundo anillo naranja. Tan pronto como haya alcanzado la presión correcta (el segundo anillo naranja queda visible), reducimos el fuego al mínimo.
  13. En cuanto nuestro Christmas pudding esté listo, apagamos el fuego y dejamos que se libere toda la presión antes de continuar (han de ocultarse todos los anillos del indicador de presión por sí solos, sin acelerar el proceso). Aun así, una vez ocultos los anillos, dejaremos que el pudding repose dentro de la olla durante otros 10 minutos más antes de abrirla.
  14. Pasado este tiempo, sacamos el molde con el pudding de la olla y, sin retirar la tapa o el envoltorio, secamos bien el exterior con un paño o papel de cocina con cuidado de no quemarnos y o bien dejamos templar un poco antes de consumir (seguir según punto 16), o bien dejamos enfriar por completo si hemos previsto servirlo más adelante. Una vez frío, renovamos el envoltorio superior tal y como lo hicimos la primera vez y lo conservamos en un lugar fresco, oscuro y seco hasta que llegue el gran día, tradicionalmente, el día de Navidad. Se puede llegar a mantener en este punto hasta 6 semanas, aunque son muchos los que afirman que puede conservarse hasta 1 año ¡Un año! Aún no puedo confirmar ni desmentir este dato; si el mío aguanta (o dura) todo ese tiempo, ya os cuento...
  15. Cuando llegue el gran momento hemos de devolverlo de nuevo a la vida, por lo que volveremos a necesitar nuestra olla rápida, donde lo coceremos durante 10 minutos esta vez del mismo modo que la vez anterior.
  16. A la hora de servir, retiramos la tapa o el envoltorio, colocamos un plato sobre el molde y volteamos para desmoldar. Si fuera necesario (en mi caso se ha desmoldado solo sin ningún problema), pasaríamos un cuchillo fino alrededor del pudding para despegarlo del molde.
  17. Se suele presentar con un poco de acebo y acompañado de crema de eggnog (nata montada con eggnog o, en su defecto, advocaat), mantequilla al brandy, custard, nata montada o helado.Se conserva bien cubierto en un lugar fresco durante mucho, mucho tiempo, pero habrá que recalentarlo a la hora de volver a disfrutarlo después de Navidad (aquí ya podemos servirnos del microondas).Firma Rosa M Lillo
Notas
- 1Yo he usado 100 g de pasas moscatel, 100 g de pasas sultanas, 100 g de ciruelas pasas y 100 g de orejones. En según qué casos, será necesario trocear y/o deshuesar la fruta.
- 2Si queremos flambear nuestro Christmas Pudding, calentaremos unos 125 ml de licor (brandy o vodka, por ejemplo; a veces también ron) en un pequeño cazo. En cuento esté bien caliente, pero sin dejar que hierva, retiramos del fuego, prendemos el licor dentro del cazo e inmediatamente vertemos sobre nuestro pudding justo en el momento de servir. Otra opción es verter el licor caliente sobre el pudding y prenderlo directamente entonces. ¡IMPORTANTE! Recuerda tomar todas las precauciones posibles en caso de flambear el pudding; yo no me he atrevido... ? Hay, además, quien va "emborrachando" el pudding con un chorrito de licor de tanto en tanto durante el tiempo que se mantiene a la espera de su gran debut.
- 3Yo he optado por sustituir la grasa animal por mantequilla; si prefieres seguir la receta al pie de la letra utiliza simplemente la misma cantidad de sebo rallado (de ternera o de cordero, al gusto).
- 4Para preparar nuestro Christmas Pudding al estilo tradicional, es decir, utilizando una olla convencional, seguiremos el mismo procedimiento sólo que habremos de aumentar considerablemente los tiempos del baño María; hasta 4 horas durante la primera cocción y 1,5 horas más en el momento que vayamos a consumirlo (aunque hay quien lo extiende hasta 8 y 2 horas respectivamente). En caso de optar por este método, es muy importante comprobar que la olla no se queda sin agua en ningún momento.
- Si lo preferimos, en lugar de hacer un pudding grande, también podemos preparar versiones individuales utilizando flaneras más pequeñas.

Receta adaptada de The Guardian, siguiendo los fantásticos consejos de Virginia de Sweet & Sour para hacer un buen steamed pudding en olla rápida
Recipe by Pemberley Cup & Cakes at https://pemberleycupandcakes.com/2017/12/18/christmas-pudding-para-una-navidad-con-otro-estilo/