Lemon & Cardamom Tea Cake {Bizcocho de Limón y Cardamomo}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Loaves
Tipo de cocina: British
Raciones: 12
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)
Para el bizcocho:
  • 200 g (1 cup) de azúcar superfino (caster sugar)
  • Ralladura fina de un limón (sólo la parte amarilla)
  • 115 g (½ cup) de mantequilla sin sal
  • 3 huevos (L)
  • ½ cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 260 g (2 cups) de harina de trigo floja
  • 1 ½ cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • ¼ cucharadita de cardamomo molido
  • ½ cucharadita de sal
  • 170 g (¾ cup) de sour cream
  • 30 ml (2 cucharadas) de leche (entera o semidesnatada)
  • 30 ml (2 cucharadas) de zumo de limón recién exprimido
Para el glaseado de limón (opcional):
  • 60 g (½ cup) de azúcar glass
  • 1 cucharada (14 g) de sour cream
  • 1 ½ - 2 cucharaditas de zumo de limón recién exprimido
Elaboración
Del bizcocho:
  1. Precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºC y colocamos la rejilla del horno a media altura.
  2. Engrasamos minuciosamente un molde rectangular para loaves de unos 23x13 cm (9"x5") y reservamos.
  3. En un cuenco grande, mezclamos el azúcar con la ralladura de limón, friccionando esta última a conciencia entre las yemas de los dedos para que libere todos sus aceites y el azúcar quede bien impregnado.
  4. A continuación, en un cuenco amplio tamizamos juntos la harina, la levadura química, el bicarbonato sódico, el cardamomo y la sal y reservamos.
  5. En un cuenco mediano aparte, mezclamos el sour cream, la leche y el zumo de limón con unas varillas hasta combinar por completo. Reservamos.
  6. En el cuenco de nuestra amasadora eléctrica, equipada con el accesorio de pala (o en un cuenco grande), batimos la mantequilla junto con el azúcar aromatizado a velocidad media-alta hasta conseguir una textura esponjosa y un color más pálido (unos 4 ó 5 minutos). Con ayuda de una espátula de silicona, vamos despegando los restos de masa de las paredes y fondo del cuenco (este proceso lo iremos repitiendo conforme vamos añadiendo ingredientes nuevos).
  7. Agregamos ahora los huevos, ligeramente batidos, de uno en uno y seguimos mezclando a velocidad media-baja; no añadiremos el siguiente hasta que el anterior no se haya integrado del todo.
  8. Añadimos el extracto de vainilla y mezclamos hasta combinar.
  9. Finalmente, incorporamos, por un lado, los ingredientes secos (punto 4) y por otro, la mezcla de sour cream y limón (punto 5), alternándolos de la siguiente manera (cantidades aproximadas): ? de ingredientes secos, ½ de sour cream, ? de ingredientes secos, ½ de sour cream, ? de ingredientes secos. Es decir, empezamos y acabamos con los ingredientes secos, mezclando con suavidad después de cada adición lo justo para integrar los ingredientes. (No es preciso acabar con una mezcla perfectamente cohesionada; si quedara algún grumillo sin deshacer no hay problema alguno, pues se combinará perfectamente durante el horneado. Si trabajamos este tipo de mezclas en exceso, acabaremos con una textura más seca y pesada.)
  10. Vertemos la mezcla en el molde y alisamos la superficie con una pequeña espátula angulada o el reverso de una cuchara. Antes de introducirlo en el horno, damos unos golpecitos contra el banco de la cocina (es preferible colocar un paño doblado entre el molde y la superficie) para que la masa termine de asentarse bien, se rellene cada rincón del molde y se expulsen así las burbujas de aire no deseadas del interior.
  11. Horneamos durante unos 50-55 minutos. Para comprobar si ya está hecho nuestro bizcocho, insertaremos una brocheta (o cake tester) en el centro; si sale limpia, nuestro bizcocho ya está listo, si no, vamos comprobando cada par de minutos hasta que lo haga.
  12. Una vez horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar en el molde durante unos 10 minutos.
  13. Pasado este tiempo, desmoldamos con cuidado y lo dejamos enfriar por completo sobre una rejilla antes de glasear.
Del glaseado de limón:
  1. Mientras se enfría nuestro suculento bizcocho, en un cuenco pequeño vamos mezclando el azúcar glass con la leche y el zumo de limón (que añadiremos poco a poco mientras removemos hasta conseguir la consistencia deseada) hasta que el azúcar se haya disuelto por completo. Debe tener una consistencia densa, similar a la de la miel en invierno. Si quedara demasiado espeso o demasiado fluido, añadiremos un poco más de zumo/leche (según queramos pronunciar el sabor a cítrico) o de azúcar glass respectivamente hasta lograr la consistencia deseada.
  2. Dejamos caer sobre la superficie del bizcocho, completamente frío, y esperamos a que se solidifique antes de servir.Se conserva durante 3-4 días a temperatura ambiente bien cubierto.Firma Rosa M Lillo
Notas
- Si no quieres glasear tu bizcocho de limón, puedes simplemente espolvorearlo con un poco de azúcar glass o dejarlo tal cual, pero es posible que, en este último caso, quizás necesites añadir 50 g (¼ cup) de azúcar extra a los ingredientes del bizcocho (siempre dependerá de dónde tengas el "umbral de dulzura"). Es un bocado exquisito en cualquier caso.
- Si prefieres un glaseado un poco más suave, prueba a sustituir el sour cream por la misma cantidad de leche.
- Si sobrevive al primer día, verás como los sabores empiezan a acentuarse y descubrirás nuevos matices. Pura exquisitez.
- Este bizcocho se congela perfectamente (sin glaseado) durante 2-3 meses. Envuélvelo en film transparente primero y en papel de aluminio después para evitar que el frío lo dañe y déjalo descongelar a temperatura ambiente antes de acostarte. ¡Desayuno 5 estrellas garantizado!
Recipe by Pemberley Cup & Cakes at http://pemberleycupandcakes.com/2016/01/22/lemon-cardamom-tea-cake-bizcocho-de-limon-y-cardamomo/