Pavlova de Chocolate {parece que se celebra algo por aquí…}

Estoy más que emocionada hoy, pues os traigo una receta de esas que difícilmente pasan desapercibidas. Y algo más… Que esta Pavlova de chocolate os va a enamorar perdidamente es casi una apuesta segura —porque ya nos vamos conociendo y porque algunas palabras, como “chocolate”, verdaderamente obran una especie de magia que ni todos los “abracadabra” del firmamento. Aun así espero que mi pequeña sorpresa os haga tanta o más ilusión que a mí, pues como os decía, me encanta poder compartir con vosotros cada día un poco más esta andadura mía frente al horno. Seguid, seguid leyendo y no perdáis detalle ni os saltéis una coma ni nada de nada, puesto que si esta vez os traigo un postre de excepción, la cosa no acaba ahí…

Pavlova de Chocolate con Maltesers y Nueces Pecanas

Qué intriga ¿verdad? Lamento comunicaros que os haré sufrir un poquito más antes de desvelar el misterio, pues esta distinguida señorita que me acompaña hoy requiere una digna presentación. Además de la evidente presencia con la que viste cualquier mesa que se precie de servirla, es este un bocado absolutamente sublime. La Pavlova es un tipo de tarta muy ligero y delicado, elaborado a base de merengue, que fue creado en honor de Anna Matveyevna Pavlova, famosa bailarina de ballet rusa de principios de siglo XX. Sin embargo, más allá de este dato, su origen es algo incierto ya que existen diferentes versiones sobre el país que la concibió originalmente. Tanto los habitantes de Nueva Zelanda como sus vecinos australianos han reivindicado por igual la autoría original de la receta, de hecho hasta existe un libro con el título The Pavlova Story (Helen Leach,profesora neocelandesa), que trata de arrojar algo de luz sobre este tema. Algunos sostienen que la mencionada bailarina visitó Australia a mediados de la década de los años 30 y en su honor el chef del hotel donde se hospedaba inventó este postre para agasajar a la diva. Sin embargo, actualmente se sabe de la existencia de una publicación hallada en Nueva Zelanda que incluye tan polémica receta y data de 1929.

Pavlova de Chocolate con Maltesers y Nueces Pecanas

Pavlova de Chocolate con Maltesers y Nueces Pecanas

Se trata, aun así, de una receta muy popular en ambas culturas incluso a día de hoy. Al merengue se le une una generosa dosis de nata montada y, aunque tradicionalmente se suele acompañar de fruta (especialmente frutos rojos), no es de extrañar encontrar hoy en día distintas variedades entre las que se incluyen otro tipo de acompañamientos, como el chocolate, frutos secos y otras delicias. Pese a que son muy frecuentes las composiciones que constan de varias alturas, es del todo aceptable prepararla con una única base de merengue con el relleno sobre ella. Confieso que a mí me ha resultado del todo imposible reducirla dejándola en la mitad y renunciar a semejante visión. ¡Totalmente pecaminosa! ¿No creéis?

Pavlova de Chocolate con Maltesers y Nueces Pecanas

Y como ya os venía avanzando desde la publicación anterior (y si quieres disfrutar de un bocado verdaderamente exquisito y sin complicaciones, no os la podéis perder si aún no la habéis visto), esta semana estamos de celebración en el blog. Generalmente no se prepara una Sra. Pavlova de Chocolate como ésta por nada. Cuatro años van hasta la fecha y tengo previsto que no deje de crecer esa cuenta. Mucho ha cambiado desde aquel confuso primer día, considero que para bien (algunos habéis sido testigos de todo lo que por aquí ha ido aconteciendo); otro tanto permanece ahí, intacto, como era el objetivo inicial. Hay tanto aún por hacer…

Pavlova de Chocolate con Maltesers y Nueces Pecanas

Os decía también que algo tendría que ocurrírseme para celebrar tan magno evento, et voilà! Qué mejor que un pequeño sorteo, con la colaboración especial de My Karamelli con quien colaboro cada mes, para agradeceros de alguna manera tan grata compañía durante todo este tiempo. Y como sé que os gustan las cositas ricas y bonitas, he pensado que quizás sería una buena idea sortear algunos pertrechos como los que suelo emplear a la hora de presentaros mis recetas que también podrían serviros de ayuda y/o inspiración en vuestras propias aventuras culinarias. Y ahora sí, sin más preámbulos, ¡ahí va! Es un placer anunciaros que uno de los premios de dicho sorteo será el libro Repostería, estilismo y fotografía de Linda Lomelino (del que ha tenido a bien salir esta increíblemente sublime Pavlova de chocolate), acompañado además de este preciosísimo stand de cerámica pintado a mano (ver foto abajo) para presentar tus propias creaciones con un indiscutible toque de estilo y elegancia que sin duda deslumbrará a amigos y familiares.

Pavlova de Chocolate con Maltesers y Nueces Pecanas

¿Os ha gustado la idea? Pues participar es muy sencillo, sólo tendréis que hacer click en este enlace y seguir las instrucciones. El sorteo se realizará por riguroso azar. No es necesario que dejéis un comentario al final de esta entrada, pero si lo hacéis, me encantará leeros 😉 El sorteo permanecerá activo desde el 15 de marzo, 2017 a las 10:30 hrs hasta el 29 de marzo, 2017 a las 23:59 hrs. El resultado con el ganador se publicará el próximo 31 de marzo, 2017 en esta misma entrada, así como en las respectivas páginas de Facebook de Pemberley Cup & Cakes y de My Karamelli.

¡Suerte a todos los participantes!

*********

Y ya tenemos el resultado del sorteo:

Nathaly Rodríguez Armas

¡Enhorabuena a la ganadora!
Y un millón de gracias a todos por participar

Pavlova de Chocolate {con Maltesers y Nueces Pecanas}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Cakes
Tipo de cocina: New Zealand / Australia
Raciones: 8-10
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)
Para los merengues:
  • 6 claras de huevo (L)
  • ¼ cucharadita de zumo de limón
  • 270 g de azúcar superfino
  • 35 g (5 cucharadas) de cacao puro en polvo
  • 1 cucharada de harina fina de maíz (tipo Maizena)
Para el relleno de Mascarpone:
  • 250 g de queso Mascarpone
  • 2-3 cucharadas de azúcar superfino
  • 500 ml de nata líquida para montar (mín. 35% MG)
  • 2 cucharadas de café espresso
Para la crema de chocolate y café:
  • 70 g de azúcar blanco
  • 100 ml de café espresso
  • 3 cucharadas de cacao puro en polvo
Para decorar:
  • 50 g de Maltesers, la mitad troceados
  • 50 g de nueces pecanas tostadas, troceadas
  • 50 g de chocolate con leche con cookies y caramelo, troceado (opcional)*
Elaboración
De los merengues:
  1. Precalentamos el horno (eléctrico y sin aire) a 175°C (350ºF).
  2. Sobre un pliego de papel vegetal de hornear del tamaño de la bandeja del horno, trazamos 2 círculos de 15 cm Ø (6 inch) lo más alejados posible entre sí y dejando cierto margen hasta el borde, pues los merengues se expandirán ligeramente durante el horneado. Damos la vuelta al papel para que la tinta no entre en contacto con el merengue y lo situamos sobre la bandeja del horno. Reservamos.
  3. A continuación, colocamos las claras de huevo y el zumo de limón en el cuenco de nuestra amasadora eléctrica, equipada con el accesorio de varillas (o en un cuenco amplio y unas varillas de mano, a ser posible eléctricas) y empezamos a montar las claras a velocidad baja inicialmente hasta que se formen picos suaves.
  4. Seguidamente, incrementamos la velocidad y comenzamos a agregar el azúcar superfino de manera gradual sin dejar de batir hasta que consigamos un merengue más firme y brillante (si ponemos el cuenco boca abajo, el merengue ha de permanecer en su sitio, pero ¡cuidado!, no debemos hacer la prueba si no estamos convencidos de que no acabará en el suelo). Aun así, prestaremos especial atención para no sobrepasar el punto idóneo o de lo contrario arruinaremos su consistencia.
  5. Una vez montadas las claras correctamente, tamizamos sobre ellas el cacao en polvo junto con la harina fina de maíz (maizena) y, ahora ya con ayuda de una espátula de silicona lo integramos en el merengue empleando movimientos suaves y envolventes para no perder el volumen que hemos logrado justo hasta conseguir un color homogéneo.
  6. A continuación, rellenamos con una cuchara grande los círculos que habíamos marcado en el papel con cuidado de no salirnos de la línea, repartiendo el merengue por igual entre ambos, dibujando pequeños círculos irregulares con el reverso de la cuchara. Es aconsejable dejar los bordes algo más altos que el centro para evitar que posteriormente el relleno se desborde.
  7. Introducimos la bandeja en el ⅓ inferior del horno e inmediatamente reducimos la temperatura a 120ºC (250ºF). Horneamos durante unas 1 ¼ - 1 ½ horas hasta que queden secos en el exterior y algo más húmedos en el interior.
  8. Una vez horneados, apagamos el horno y dejamos que se enfríen por completo en su interior con la puerta ligeramente abierta, de esta manera terminarán de secarse enteramente.
Del relleno de Mascarpone:
  1. Colocamos el queso Mascarpone y el azúcar en el cuenco de nuestra amasadora eléctrica, equipada con el accesorio de pala (o en un cuenco amplio) y combinamos a velocidad media hasta conseguir una mezcla homogénea y suave.
  2. Seguidamente, añadimos la nata líquida y, ahora con el accesorio de varillas (o unas varillas de mano eléctricas a ser posible), batimos hasta montar la nata, suavemente al principio para evitar que salpique y a la máxima velocidad una vez empiece a coger cuerpo. La textura final ha de ser firme, pero sin excedernos con las varillas o empezará a cortarse, así que, al igual que con el merengue, en cuanto quede bien consistente, dejaremos de batir.
  3. Finalmente, añadimos el café espresso y batimos lo justo hasta que quede bien combinado. (Se recomienda utilizar inmediatamente, de lo contrario, la debemos mantener refrigerada y bien cubierta con film transparente hasta su uso).
De la crema de chocolate y café:
  1. Colocamos todos los ingredientes en un cazo mediano a fuego medio y llevamos a ebullición suave sin dejar de remover durante unos 3-5 minutos hasta que empiece a espesar (hay que tener en cuenta que una vez frío espesará un poco más).
  2. Dejamos enfriar por completo antes de utilizarla sobre nuestra Pavlova.
Montaje de la tarta:
  1. Con mucho cuidado colocaremos uno de los merengues (el que haya quedado estéticamente menos atractivo) sobre el stand o plato en el que vayamos a servir nuestra Pavlova.
  2. Seguidamente, extendemos la mitad del relleno sobre la superficie, procurando no llegar el borde, y esparcimos la mitad de los Maltesers, nueces y chocolate troceado.
  3. A continuación, colocamos el segundo merengue bien centrado sobre la capa de relleno y repetimos la operación relleno-Maltesers-nueces chocolate.
  4. Finalmente, dejamos caer la crema de chocolate y café sobre la Pavlova en trazos finos con ayuda de una cuchara ¡y listo!.

    Se recomienda consumir el mismo día y conservar refrigerada al menos 1 hora antes de sevir.
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- *En lugar de chocolate con leche con cookies y caramelo, puedes añadir cualquier variedad de chocolate que lleve además algún que otro ingrediente adicional que le aporte cierta textura: chocolate con almendras, avellanas, naranja, arándanos...
- Si ves que queda demasiado cargada de relleno, no dudes en reducir la cantidad que finalmente coloques sobre los merengues; un peso excesivo podría acabar por colapsarla debido a su fragilidad.
- La receta original incluye 50 g de chocolate puro, añadido, una vez derretido, como último paso de la preparación de los merengues. Yo he optado por no utilizarlo y aumentar ligeramente la cantidad de cacao, pero es simplemente una preferencia personal.

Posts Relacionados

14 Comentarios

  • alicia
    4 meses ago

    Feliz 4º aniversariooo!!!!! (4??!! Tempus fugit y con estas delicias tuyas más!!!) Esta Pavlova no puede parecer más exquisita!! Seguro que ha estado a la altura de tan magno evento 😉

  • Cristina Ramirez de Arellano
    4 meses ago

    Me encanta guapa, es de meter el dedo sin ningún miramiento…jajaja.
    Muchísimas felicidades por tu cuarto cumpleaños, tó tb he cumplido cuatro años ahora en febrero. Y por muchos mas! Un besazo!

    • Muchísimas gracias, Cristina! Como he podido perderme tan notable fecha!!!!! A veces tengo mis ciber blackouts, pero no me lo explico…:(
      Felicidades a ti también, pues (andábamos en las mismas por aquel entonces, eh?), y que nos sigamos encontrando y contando batallitas 😉
      Un abrazo, reguapa!

  • 4 meses ago

    Hola! Muchísimas felicidades y gracias por tus maravillosas fotos, recetas y por el sorteazo! Besis

    • Gracias a ti! Es un placer saber que alrededor de este pequeño mundo mío hay quien lo disfruta y lo agradece; me alegro de que te guste lo que por aquí te vas encontrando 🙂
      Un beso

  • 4 meses ago

    se disfuta con solo mirarla¡¡¡.
    besos crisylaura

  • Maria Jesus ( tetus). Refondo
    4 meses ago

    Me parece preciosa y seguro que esta para comersela sin parar de disfrutar y sin dejar de darte las gracias por lo Bien que haces todo lo que te propones
    Siempre te lo digo pero me tienes maravillada
    Felicidades por el cuarto año 💐🎂🥂🍾
    Y yo tambien me felicito ¡¡¡ POR HABER CONECTADO CONTIGO!!!!!!!…

  • Carmen ( lolitaysusgatitos )
    4 meses ago

    No tengo ninguno de los dos, y eso que llevo tiempo pensando comprar el libro de Linda.
    En cuanto al stand, ha sido amor a primera vista.
    Cruzaré los dedos para ver si la suerte me acompaña.
    Muchas gracias por el regalo, y por las recetas, que sigo cada vez que publicas en Instagram.

    • Gracias a ti, Carmen! 🙂
      Y suerte! ¿Quién sabes? Puede que esta sea la oportunidad de hacerte con ese maravilloso libro. El stand es pura divinidad…
      Un beso

  • 4 meses ago

    Tu receta es una obra de arte!!! Que rico!

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)