Flourless Chocolate Cake {EL bizcocho de chocolate ¡y sin gluten!}

La receta de hoy se presenta prácticamente sola. Un bizcocho de chocolate, así sin más, la definición misma de la sencillez, sin una pizca de harina (ni gluten). ¿He dicho chocolate? Quiero decir, muuuuuucho chocolate. Y del bueno…

Flourless Chocolate Cake (Bizcocho de chocolate sin gluten)

Flourless Chocolate Cake (Bizcocho de chocolate sin gluten)

Si os soy sincera, llevaba queriendo hacer esta receta desde tiempos inmemoriales. Su aspecto honesto, rústico hasta la médula, sin más pretensión que la de hacerte desear al instante sumergirte de un salto en su diámetro acogedor, me tenía cautivada antes siquiera de reparar en el resto de sus muchas virtudes (léase explosión de sabor a chocolate en tu boca, ternura incomparable, suavidad sin igual…). Además, por si todo  lo anterior no fuera suficiente, ya habíamos quedado en que estaba científicamente probado y demostrado que el chocolate no engorda

Flourless Chocolate Cake (Bizcocho de chocolate sin gluten)

En fin, a los más chocoadictos poco más puedo deciros para que definitivamente deseéis, anheléis, ansiéis, codiciéis este bizcocho de chocolate. A los menos, no me queda más que añadir que esta exquisitez sólo es comparable a lo sencillo que resulta prepararlo. Sea como sea, sí os recomiendo que convoquéis a vuestros aliados más cercanos; la excusa ya está servida y se hace imprescindible compartirla.

Flourless Chocolate Cake (Bizcocho de chocolate sin gluten)

Para mayor felicidad de esta que escribe, tenía la receta esperándome, paciente y confiada, en uno de los libros de repostería que atesoro con mayor dilección desde hace unos años, Sweets to the Sweet, de Susan Branch. Una auténtica joya que llegó a mis manos desde las de una personita muy especial que siempre está ahí de alguna forma en mis quehaceres más dulces y en tantos otros aspectos de mis días. Confío, sé que en algún momento nuestros caminos volverán a cruzarse, aunque los tiempos y las millas no parecen estar muy por la labor hoy por hoy…

Flourless Chocolate Cake (Bizcocho de chocolate sin gluten)

Flourless Chocolate Cake (Bizcocho de chocolate sin gluten)

Y como este recién estrenado mes de febrero es el mes de los amantes de chocolate, no se me ocurre mejor manera de celebrarlo que hacer honor a esta increíble receta. Así que sin más, os dejo ya solos ante semejante festín.

Flourless Chocolate Cake (Bizcocho de chocolate sin gluten)

Flourless Chocolate Cake {EL bizcocho de chocolate ¡y sin gluten!}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Cakes
Tipo de cocina: International
Raciones: 10-12
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)

  • 300 g (10 ½ oz) de chocolate puro de buena calidad (mín. 50% cacao), troceado
  • 150 g (⅔ cup) de mantequilla sin sal (+ mantequilla extra para engrasar)
  • 50 g (½ cup) de cacao puro en polvo sin azúcar añadido (+ cacao extra para espolvorear)
  • ¼ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
  • 200 g (1 cup) de azúcar blanco
  • 6 huevos (L)

  • Azúcar glas o cacao puro en polvo, para decorar (opcional)
Elaboración
  1. Precalentamos el horno (eléctrico) a 175ºC (350°F) y colocamos la rejilla del horno en la posición central.
  2. Engrasamos un molde redondo para tartas (preferiblemente con la base desmontable y cierre lateral) de 23 cm de ∅ (9-inch) con spray desmoldante o un poco de mantequilla derretida, ayudándonos de un pincel de repostería, recubrimos la base con papel vegetal de hornear, engrasamos de nuevo y espolvoreamos una pizca de cacao en polvo, que repartiremos haciendo girar el molde y sacudiremos el exceso hasta quedarnos con una fina capa uniforme. Reservamos.
  3. Colocamos entonces la mantequilla y el chocolate troceado en un cuenco mediano, preferiblemente de cristal y resistente al calor, y derretimos al baño María (siempre procurando que la base del cuenco no quede en contacto con el agua) o en el microondas a potencia media a intervalos de unos 15 segundos, removiendo con frecuencia para evitar que se queme el chocolate y combinar bien ambos ingredientes. Una vez derretido, dejamos templar a temperatura ambiente durante unos 5 minutos; la mezcla ha de seguir algo caliente al tacto, pero no demasiado.
  4. Pasado este tiempo, agregamos la sal, tamizamos el cacao sobre la mezcla anterior y removemos suavemente con una espátula de silicona hasta conseguir una mezcla homogénea y sin grumos.
  5. A continuación, añadimos el extracto de vainilla y mezclamos de nuevo hasta integrar. Reservamos.
  6. Seguidamente, separamos las yemas de las claras (reservamos estas últimas en un cuenco amplio libre de cualquier rastro de grasa; podemos echar mano aquí de nuestra amasadora, equipada con el accesorio de varillas) y batimos enérgicamente las yemas junto con el azúcar en un cuenco grande aparte durante unos 3-5 minutos hasta conseguir una textura esponjosa y densa y un color visiblemente más pálido. Reservamos.
  7. Empezamos entonces a montar las claras que habíamos reservado a velocidad media baja inicialmente hasta que empiecen a espumar. Incrementamos progresivamente la velocidad hasta el máximo y seguimos montándolas hasta conseguir una consistencia bastante firme, aunque no en exceso para evitar que acaben resecándose. Reservamos.
  8. Añadimos ahora la mezcla de chocolate (puntos 3-5) a la mezcla de yemas y azúcar (punto 6) y mezclamos con ayuda de la espátula hasta obtener una mezcla uniforme.
  9. A continuación, agregamos aproximadamente ⅓ de las claras montadas (punto 7) a la mezcla anterior y empezamos integrarlas con suavidad, empleando siempre movimientos envolventes para evitar que se pierda el volumen conseguido. Conforme la masa se vaya aligerando, iremos agregando el resto de las claras montadas y combinando lo justo hasta conseguir una mezcla suficientemente uniforme.
  10. Seguidamente, vertemos la masa en el molde que teníamos reservado y alisamos la superficie con la espátula.
  11. Horneamos durante unos 40-45 minutos hasta que el bizcocho haya crecido visiblemente y se haya cuajado en el centro lo justo como para que no tiemble al mover el molde (en este caso, no nos sirve la prueba del palillo o cake testar, pues sí saldría manchado de chocolate; de salir limpio, acabaríamos con una miga excesivamente reseca).
  12. Retiramos entonces del horno y dejamos enfriar dentro del molde sobre una rejilla al menos durante unas 1 ½ horas antes de desmoldar.
  13. Pasado este tiempo, podemos introducirlo en el frigorífico durante al menos 2 horas (aún sin desmoldar) si preferimos una textura más firme o bien consumir directamente en caso de inclinarnos por una miga más tierna (también aceptable si nuestra paciencia ha llegado ya a su límite!). Si optamos por lo primero, la retiraremos del frigorífico al menos 15 minutos antes de consumir para que pierda un poco el frío.
  14. A la hora de servir, podemos espolvorear un poco de azúcar glas o cacao en polvo, según preferencia personal, sobre la superficie. Los frutos rojos o una bola de helado del bueno son también excelentes combinaciones para acompañar este increíble bizcocho.

    Se conserva a temperatura ambiente bien resguardado del aire durante unos 3 días (hasta 4-5 refrigerado).
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- Para intensificar aún más el sabor a chocolate de este bizcocho, puedes añadir ½ cucharadita de café soluble a la mezcla junto con el cacao y la sal (punto 4).
- Para un corte más limpio emplearemos un cuchillo largo y bien afilado, calentado previamente bajo el agua caliente del grifo (sin olvidar secarlo bien justo antes de cortar).
- Pese a que febrero es el mes de los amantes del chocolate, el 27 de enero es el día nacional (EEUU) de las tartas y bizcochos de chocolate. No hace falta buscar muchas excusas para chocolatear cualquier celebración, eh? 😉

Posts Relacionados

12 Comentarios

  • 6 meses ago

    Este lo tengo que hacer, si o si.
    Besos

  • alicia
    6 meses ago

    Qué ricoooooooo!!! Si ya solo luce espectacular, con la bola de helado es amor pleno jajajaj Y sí que parece fácil! Con este me animo, creo yo 😉

    • No veas el triunfo que ha sido en casa! Y sí, sí que es fácil, de primero de bizcochos 😉 !
      Pues ya me dirás… Espero impaciente. Besos😘😘

  • 6 meses ago

    Esto tiene que estar super bueno!!! Realmente no usas ninguna harina de ningun tipo? Es realmente un paraíso de chocolate!!! Yo hago un bizcocho de chocolate sin gluten pero con harina de almendras, y es bien consistente, jeje.

    • Ni un gramo de harina; sólo chocolate, cacao, mantequilla, azúcar y huevos. Como bien dices, el paraíso! Sólo lo impresionante que está supera lo fácil que es hacerlo.
      Un beso 😘

  • 6 meses ago

    ¡MA-RA-VI-LLO-SO! Qué cosa tan deliciosa… GRACIAS <3

  • maria jesus redondo
    5 meses ago

    maravilloso como siempre Rosa No dejes de hacer dulces tan dulces como el mejor día que yo he podido pasar. Y ademas tan bonitos y tan bien presentados y como no podría ser de otra forma.Explicados con esa sencillez que aseguras un éxito total a quienes te seguimos y nos encanta ponernos inmediatamente a meternos en los hornos y hacer las delicias propias y de los demás
    gracias siempre ROSA
    tetus

    • La mayor recompensa es comprobar que todo este ajetreo mío traspasa la pantalla y llega de alguna manera a haceros disfrutar tanto como a yo lo hago.
      Así que gracias a ti siempre, María Jesús!
      Un beso 😘

  • Susana
    4 meses ago

    Simplemente impresionante …fácil, rico y encima sin gluten !!! Q más podemos pedir los amantes del chocolate que además tenemos celiacos en casa ?… gracias por este delicioso bizcocho q no creo tarde mucho en hacerlo !!! Me encanta tu blog !!

    • Cómo me alegra que te gustara! Muchas gracias por tus palabras, Susana, y espero que si al final te decides y lo haces me cuentes qué tal. Espero que lo disfrutes 🙂
      Un beso

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)