Savoury Kale Sun-dried Tomato Cheese & Olive Muffins {unos muffins salados muy mediterráneos}

Siempre que se presenta, me parece una buena ocasión volver sobre la cuestión de lo que hace que un muffin sea un muffin, un cupcake un cupcake y una magdalena, precisamente eso, una magdalena. Y aunque haya similitudes evidentes entre sí (bastantes menos que diferencias), yo seguiré empeñada en defender el hecho de que a estas alturas no deberían seguir confundiéndose los términos alegremente como tantas veces ocurre aún.

Savoury Muffins (muffins salados)

Si bien es cierto que no tengo la menor intención de enumerar aquí sus características diferenciadoras una vez más, he de reconocer que una de ellas sí será la protagonista de este post y, desde luego, la estrella innegable de la receta que os traigo hoy: mis primeros muffins salados.

Savoury Muffins (muffins salados)

Si la modalidad más dulce de estos deliciosas preciosidades ya nos presentaba un sinfín de posibilidades, su versión salada no le va a la zaga, así que imaginad el dilema con el que me he encontrado tras tomar la decisión inicial a la hora de elegir los ingredientes definitivos.

Savoury Muffins (muffins salados)

Tabla de madera T&G, huevera de alambre Tellier, vaso para vino Mediterránea y cuchillo Pallarés, todo lo encuentras en la tienda online Claudia & Julia

Eran muchas y muy tentadoras la opciones y sus combinaciones, os lo aseguro, pero por alguna tenía que decidirme si quería que la receta se publicara antes de que este nuevo año dejara de serlo. Los tomates secos eran, y no sé muy bien por qué, lo primero que tenía en mente nada más decidirme a hacer estos primeros muffins salados del blog. El queso tampoco podía faltar, y el resto se ha ido agregando con total naturalidad. Ya sabéis, una cosa llama a la otra y a la siguiente… Y este ha sido el resultado final. ¿Qué os parece?

Savoury Muffins (muffins salados)

Savoury Muffins (muffins salados)

Y hablando del nuevo año, reconozco (aunque es más que evidente viendo las fechas en las que estamos ya), que me ha costado un poco más que otras veces recuperar el ritmo tras las fiestas. La onda expansiva de tanto festejo, tanta comilona y tantas emociones encadenadas me han dejado de alguna manera  algo exhausta gastronómica y organizativamente. Pero como veis, la perspectiva de todo lo que está por venir no pinta nada mal, ¿verdad?

Savoury Muffins (muffins salados)

Savoury Muffins (muffins salados)

Espero que os haya parecido de lo más interesante mi propuesta de hoy. He de decir que esta nueva receta para mi sección de “salado” (no ha sido la primera, pero como ya sabéis no son las más habituales) me ha abierto otros apetitos de cara al blog, así que no os extrañéis si de ahora en adelante se hacen más frecuentes. Tranquilidad a los más golosos; siempre habrá un buen dulce en estas páginas al que sucumbir en esos momentos de mayor debilidad, pero en realidad, si os soy totalmente sincera, a mí lo que me de verdad me entusiasma es encender el horno y ver cómo se transforman los alimentos en bocados inolvidables. Por lo tanto, abrid bien los ojos y permaneced bien atentos para no perderos sea lo que sea lo que esté por venir… 😉

Savoury Muffins (muffins salados)

Savoury Muffins (muffins salados)

Savoury Kale Sun-dried Tomatoes Cheese & Olive Muffins {unos muffins salados muy mediterráneos}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Muffins & Magdalenas
Tipo de cocina: American
Raciones: 12
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)

  • 325 g (2½ cups) de harina de trigo floja
  • 2¼ cucharaditas de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de sal
  • 320 ml (1⅓ cup) de leche
  • 55 g (¼ cup) de mantequilla sin sal (derretida y templada a temperatura ambiente)
  • 1 huevo (L)
  • 35 g (un par de hojas) de kale o col rizada
  • 150 g de queso feta
  • 85 g de tomates secos en aceite (escurridos)
  • 60 g de aceitunas negras, deshuesadas
  • 3 cucharadas de queso parmesano, rallado

  • Semillas crudas de calabaza, para decorar (opcional)
Elaboración
  1. Empezamos precalentando el horno (eléctrico) a 200ºC (395ºF) y colocamos la rejilla del horno a media altura.
  2. Seguidamente, engrasamos con spray desmoldante o una pizca de mantequilla derretida un molde para muffins o cupcakes con la ayuda de un pincel de repostería.
  3. A continuación, cortamos la col rizada (o kale) en trozos más o menos medianos, así como los tomates secos, laminamos las aceitunas negras (no demasiado finas), cortamos el queso feta en dados pequeños y rallamos el queso parmesano. Reservamos.
  4. En un cuando amplio, tamizamos juntas la harina, la levadura química y la sal. Reservamos también.
  5. En otro cuenco mediano, mezclamos con las varillas el huevo, la leche y la mantequilla derretida, templada y a temperatura ambiente, hasta conseguir una mezcla homogénea.
  6. Incorporamos ahora la mezcla anterior de ingredientes húmedos (punto 5) a la mezcla que teníamos reservada de ingredientes secos (punto 4) y combinamos con ayuda de una espátula de silicona o cuchara de madera lo justo hasta que quede todo más o menos integrado, pero sin excedernos.
  7. Finalmente, agregamos los ingredientes protagonistas de nuestra receta (punto 3) a la mezcla anterior y combinamos suavemente hasta repartirlos bien por toda la masa.
  8. A continuación, ayudándonos de una cuchara de helado o un par de cucharas soperas, repartimos la mezcla entre las 12 cavidades del molde ya engrasado; quedarán totalmente repletas, pero descuida, no hay peligro de que se desborde durante el horneado.
  9. Para terminar, si lo preferimos, podemos añadir una pequeña cantidad de semillas de calabaza sobre la superficie de cada muffin para añadir un toque de textura extra o simplemente como decoración.
  10. Horneamos durante 20-22 minutos hasta que adquieran un ligero tono dorado en la superficie y al introducir un cake tester o palillo en el centro éste salga limpio de migas.
  11. Retiramos del horno y depositamos el molde sobre una rejilla durante unos 10 minutos antes de desmoldar.

    Lo ideal es tomar estos muffins algo templados, aunque fríos también son un bocado realmente exquisito. Y lo más importante, no dejes de tomarlos prácticamente en cualquier momentos del día: como desayuno, para almorzar, merendar... son el snack perfecto a cualquier hora... Se conservan a temperatura ambiente bien cubiertos durante 2-3 días.
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- Como os decía más arriba, la lista de ingredientes a elegir a la hora de preparar tu versión de estos muffins salados es prácticamente interminable. Puedes escoger tu variedad de queso preferida, sustituir el kale por espinacas o brócoli, añadir un poco de bacon crujiente, champiñones, maíz, etc., etc., etc...

Posts Relacionados

6 Comentarios

  • Ana
    3 meses ago

    Me pregunto qué tal quedarían con el brócoli que tenemos el huerto en vez de col rizada… Mmmm. Creo que lo voy a probar! Gracias por la receta. Y sí, un muffin es un muffin, un cupcake es un cupcake y…

    • Gracias a ti, Ana! Precisamente el brócoli es una de las alternativas que os proponía en la receta. Seguro que quedan de muerte! Adoro el brócoli así que me muero de impaciencia por que me cuentes…😘😘

  • pepa
    3 meses ago

    Me apetecen tanto… tienen una pinta espectacular, ¡bienvenidos “los salados”! Gracias Rosa

    • Qué bien saber que estos bocaditos menos golositos también tienen su ración de simpatizantes 😀 Si es que están requetebuenos!!!
      Un beso gordo, Pepa!😘

  • 3 meses ago

    me ha encantado la idea¡¡ seguro que estan de lo mas rico¡¡.
    besos crisylauara

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)