Gingerbread Men {Hombrecillos de Jengibre}

Estrenamos día cargado de emoción, anticipo de lo que está por venir, y empezamos a despedirnos ya de este 2015. Las publicaciones del blog también se despiden hasta la vuelta de las fiestas, pero a este ejército de Gingerbread Men (o más bien, gingerbread people) le hacía especial ilusión desearos lo mejor durante estas fiestas y lo mejor de lo mejor de cara a la nueva etapa que pronto estrenaremos ya.

Gingerbread Men (Hombrecillos de Jengibre)

Nunca he sido muy dada a plantearme nuevos propósitos con el año nuevo, aquello de “año nuevo, vida nueva” y demás. Aun así, espero que, si todo marcha según lo previsto, este próximo 2016 arranque con un nuevo diseño para el blog (aunque últimamente, mis esperanzas cuando hay tecnología por medio han menguado sensiblemente…)

Gingerbread Men (Hombrecillos de Jengibre)

Gingerbread Men (Hombrecillos de Jengibre)

Así que aquí os dejo, bien acompañados, como podéis ver, con esta recetilla de galletas de jengibre ultra navideñas. Lo mismo, hasta os motivan y os ponéis a hornear vuestra propia tropa; no pueden ser más fáciles y divertidas de hacer, especialmente en compañía (y si son peques, ¡os podéis imaginar el fiestón!). Y además de ricas, riquísimas, pueden convertirse en un regalo sensacional, ¿no creéis? Pues, dicho lo dicho, no me queda más que enviaros un abrazo enorme a todos y agradeceros que me hayáis acompañado todo este tiempo, porque la verdadera delicia es saberos ahí. ¡Hasta pronto!

Gingerbread Men (Hombrecillos de Jengibre)

Gingerbread Men (Hombrecillos de Jengibre)

Gingerbread Men {Hombrecillos de Jengibre}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Cookies
Tipo de cocina: American
Raciones: 5 ½ docenas (galletas pequeñas)
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)
Gingerbread Men Cookies:
  • 230 g (1 ¾ cups aprox.) de harina de trigo floja (+ harina extra para espolvorear)
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • 1 cucharadita de jengibre molido
  • ½ cucharadita de canela de Ceilán molida
  • ⅛ cucharadita de clavo molido
  • ⅛ cucharadita de nuez moscada molida
  • ⅛ cucharadita de pimienta de Jamaica (allspice)
  • una pizca (la punta del cuchillo) de sal
  • 55 g (¼ cup) de mantequilla sin sal
  • 75 g (⅓ cup) de azúcar moreno
  • 1 yema de huevo (L)
  • 80 ml (⅓ cup) de melaza (o miel de caña)
Glaseado:
Elaboración
Gingerbread Men Cookies:
  1. En un cuenco grande tamizamos juntos la harina, el bicarbonato sódico, las especias y la sal. Mezclamos bien con ayuda de unas varillas y reservamos.
  2. En el cuenco de nuestra amasadora, equipada con el accesorio de pala, (o en un cuenco grande con ayuda de una espátula de silicona o cuchara de madera) batimos la mantequilla durante 1 - 2 minutos a velocidad media hasta que quede suave y cremosa.
  3. Añadimos entonces el azúcar y seguimos batiendo durante 3 ó 4 minutos más a velocidad media-alta o hasta que adquiera una consistencia esponjosa y ligera y haya aclarado su color inicial.
  4. A continuación, reducimos la velocidad, agregamos la yema de huevo y mezclamos hasta que se haya incorporado por completo.
  5. Seguidamente, añadimos la melaza y mezclamos bien hasta obtener una mezcla uniforme.
  6. Incorporamos ahora, a velocidad baja, los ingredientes secos que teníamos reservados (punto 1) en dos tandas y mezclamos hasta que no queden trazas de harina en la masa. Obtendremos una masa bien densa y bastante pegajosa a temperatura ambiente.
  7. A continuación, nos enharinamos ligeramente las manos y damos forma de bola a la masa, cubrimos con film transparente, aplanamos ligeramente y refrigeramos durante al menos 2 horas (incluso toda la noche) hasta que la masa quede totalmente firme y sólida.
  8. Una vez lista, estiramos la masa con ayuda de un rodillo de amasar sobre una superficie de trabajo, ligeramente enharinada, hasta conseguir un grosor de unos 0,5 cm. Para evitar que la masa se quede pegada a la superficie de trabajo o al rodillo, extenderemos siempre la masa desde el centro hacia el exterior e iremos girándola después de cada pasada con el rodillo, que también iremos enharinando de vez en cuando. También podemos colocar nuestra masa sobre dos pliegos de papel vegetal de hornear para extenderla más fácilmente y así evitamos añadir harina en exceso.
  9. A continuación, enharinamos los bordes de nuestros cortapastas con forma de hombrecillo de jengibre (alternativamente, puedes elegir otras formas) y vamos cortando nuestras galletas, enharinando los cortapastas cada vez antes de volver a utilizarlos.
  10. Con ayuda de una espátula ancha, también enharinada, vamos colocando nuestros hombrecillos de jengibre sobre la bandeja del horno, previamente cubierta con papel de hornear o un tapete antiadherente de silicona, con una separación de unos 3 cm entre una y otra. Cubrimos con film transparente y refrigeramos 10 minutos. Si vamos a trabajar con una sola bandeja, formaremos otra bola con los recortes de masa sobrante que mantendremos refrigerada y envuelta en film transparente mientras no la utilicemos entre tanda y tanda.
  11. Mientras tanto, precalentamos el horno (eléctrico) a 180ºC (350ºF).
  12. Horneamos durante unos 8-12 minutos (dependiendo del tamaño del que hayamos hecho nuestras galletas o de si las queremos más o menos crujientes) hasta que los bordes comiencen a dorarse muy ligeramente.
  13. Retiramos del horno y dejamos las galletas en la bandeja unos 5 minutos antes de traspasarlas con ayuda de una espátula plana y mucho cuidado a una rejilla para que se enfríen por completo antes de aplicar el glaseado. (Si vamos a volver a usar la misma bandeja, hemos de esperar a que ésta se enfríe antes de colocar la siguiente tanda).
Glaseado:
  1. Con ayuda de unas varillas, mezclamos todos los ingredientes (para empezar, sólo añadiremos 1 cucharada de leche) en un cuenco mediano hasta conseguir una mezcla homogénea. Ha de quedar más bien densa, similar a la pasta de dientes. Si fuera necesario, podemos añadir el resto de la leche, cucharadita a cucharadita hasta conseguir la consistencia deseada.
  2. Rellenamos una manga pastelera, equipada con una boquilla redonda pequeña (nº 1 o nº 2), o un biberón de repostería y decoramos nuestras galletas, totalmente frías, según el diseño que más nos guste.
  3. O bien dejamos que el glaseado se endurezca o empezamos a comérnoslas tan pronto hayamos terminado.

    Una vez seco el glaseado, estas galletas se pueden conservar en un recipiente con cierre hermético a temperatura ambiente durante al menos 5 días.
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- Si lo prefieres, puedes añadir algún tipo de colorante al glaseado para realizar distintos diseños. Yo suelo decorarlas sólo en blanco, más que nada por no preparar varias mangas pasteleras, pero el efecto final es muy bonito: labios en color rojo, botones en verde, etc.
- Si lo deseas, puedes prescindir del sirope de maíz; su misión es aportar algo de brillo, pero no afecta al sabor.
- Existen, además, glaseados más elaborados que quedan perfectos y preciosos cuando se secan, pero generalmente opto por éste que es rápido y sencillo y no necesita ingredientes demasiado específicos.
- La cantidad indicada de cada especia, está ajustada a mi gusto personal, así que no dudes en reducir o aumentar, eliminar o incluir las que prefieras.
- Sin el glaseado, estas galletas se pueden congelar perfectamente hasta 3 meses; tan solo habrás de traspasarlas del congelador al frigorífico la noche anterior. Recuerda envolverlas bien en film transparente primero y papel de aluminio después.
- Día nacional (EEUU) del gingerbread: 21 de noviembre

 

 

Posts Relacionados

15 Comentarios

  • 1 año ago

    Yo pensaba que ya no tenía leía más hasta el año nuevo así que hoy me has dado una sorpresa con estas preciosidades de galletas y de fotos, navideñas a más no poder. Estoy deseando ver el nuevo look del blog. Yo sigo dudando y sin hacer sitio en mi día a día para pensarmelo en serio asi que cruzaré los dedos para que todo te salga estupendamente y como tu quieres. Y ya aprovecho para desearte felices fiestas y mandarte un abrazo bien grande. Un beso, Rosa!

    • Muchas gracias, Maite! Tenía que despedirme y desearos unas buenas fiestas, así que una receta express tenía que caer. Me alegro de que haya sido una grata sorpresa para ti y me quedo con tus dedos cruzados a buen recaudo 😉
      Espero que disfrutes un montón de estos días con los tuyos; para eso están, no?
      Un besazo y hasta pronto, preciosa!

  • alicia
    1 año ago

    Beautiful (& tasty) people!! Qué bonitos!! Disfruta del break navideño 🙂 Te esperamos a la vuelta!!!

  • pepa vives aragones
    1 año ago

    ¡Son tan bonitos! me encantaría verlos por mi cocina por arte de magia pero creo que ha llegado el momento de llenarme de harina y ponerme manos a la obra. Felices Fiestas y Feliz dulce 2016. Un beso.

    • Sí! Bieeennn!!! Por ese gusanillo que pica, pica y hace galletas ricas 😉
      Un beso muy fuerte, Pepa, y que sepas que tengo la máquina de deseos a pleno rendimiento para tus sueños se cumplan. Todos, todos <3

  • 1 año ago

    Felices fiestas Rosa! Besos, Natalia

  • 1 año ago

    Acabo de verlos y son preciosos, la verdad es que son unas galletas que siempre me apetece hacer. Espero que estés disfrutando mucho de la Navidad y nos vemos a la vuelta.
    Besos

  • 1 año ago

    Pintaza de ricos, además de entrañables!
    Mis mejores deseos para estos días y los venideros ^-^

    • Cómo me alegro de que te gusten 😀 porque esa es la palabra, entrañables.
      Un abrazo bien fuerte y mil gracias por esos deseos tan bonitos.

  • 1 año ago

    Hola Rosa! Espero que has tenido unas buenas navidades y comienzo al año! Tus gingerbread men son adorables, son algo que yo quiero hacer un dia que tenga tiempo para tener mucha paciencia. Besos

  • 1 año ago

    Espero que pasaras felices fiestas Rosa en compañía de ese ejército de ginger men! (me encanta todo lo que sea de inspiración “pain d’épices”)
    Felicidades por el nuevo diseño del blog que descubro con muchísimo placer. Que tengas un feliz año 2016 y sigas compartiendo dulzores. Un abrazo

    • Las pasamos, Sonia, muchas gracias! Cómo me ilusiona que te haya gustado el nuevo diseño del blog; esa es la idea, seguir endulzando el día a día del personal desde este rinconcillo que voy acomodando a mis preferencias poquito a poco…
      Un beso bien fuerte y feliz nuevo año en el sentido más amplio de la palabra “nuevo” en tu caso 😉

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)