¿Qué criatura viviente que les haya dado un mordisquito alguna vez no adora los cinnamon rolls? Esta que escribe, desde luego que sí (sí al mordisquito, sí a adorarlos, sí a todo…). ¿Y si para colmo tienes en el congelador una reserva de puré de calabaza que te sobró de la última receta y has de ir pensando en consumirlo ya? Pues no se hable más. Si te pones nada más desayunar, podrás merendar unos fabulosos Pumpkin Cinnamon Rolls como estos (si lo que quieres es desayunártelos recién hechos, aún hay esperanza, ve a la sección Notas al final de la receta).

Rollos de Canela con Calabaza

La verdad es que en cuanto llega el otoño todo se llena de calabazas, pero ¿y después? ¿ya no hay calabazas en invierno? ¿y en verano? Por suerte, podemos encontrar —y comer— calabazas durante casi todo el año. Especialmente si, como en esta ocasión, hacemos puré en casa para un regimiento y congelamos (también se puede congelar el puré que compramos envasado). Es tan sencillo como ir sacándolo según nos apetezca o vayamos necesitando (para esto es muy conveniente congelarlo ya en porciones). Las cortas tardes de invierno cobrarán toda una nueva dimensión si, al café o al té de media tarde le añades un suculento compañero como éste. ¿Te lo imaginas?

Estas espirales o rollos de canela se han llevado a la perfección con el nuevo ingrediente. Además de seguir disfrutando de esa miga tierna y aromática, que se deshace en la boca mientras la saboreas, te encuentras con el sabor inconfundible de la calabaza y de todas esas especias adicionales que la suelen acompañar en nuestros platos más dulces. El resultado: un bocado intenso pero suave, cálido y lleno de matices que nos dejará con ganas de acabar con la fuente entera. ¿Serán adictivas? Tengo que investigar más a fondo…

Espirales o Rollos de Canela con Calabaza

¿Lo que más me gusta de hacer este tipo de recetas? El olor que se queda flotando en el aire tras hornearlas. Y en las manos, después de amasar y espolvorear todas esas especias llenas de fragancias de otras tierras. Bueno, y comérmelas, pero para esto ya hay que hacer cola (aunque mejor, así me tocan las del centro, que son las que más me gustan 😉 ).

Pumpkin Cinnamon Rolls {Espirales de Canela con Calabaza}
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Rolls & Buns
Tipo de cocina: American
Raciones: 10-12
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente, salvo que se indique lo contrario)
Para la masa de calabaza:
  • 80 ml (⅓ cup) de leche entera
  • 30 g (2 cucharadas) de mantequilla sin sal
  • 7 g (2 ¼ cucharaditas) de levadura de panadería seca (o liofilizada)
  • 120 g (½ cup) de puré de calabaza
  • 30 g (2 cucharadas) de azúcar moreno (a ser posible, light brown sugar)
  • ¼ cucharadita de nuez moscada molida
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 huevo (L), batido
  • 300 g (2¼) de harina de fuerza (+ harina extra para amasar)
  • Aceite de girasol o spray antiadherente para engrasar
  • Agua
Para el relleno:
  • 110 g (½ cup) de azúcar moreno (a ser posible, light brown sugar)
  • 1 cucharada de canela de Ceilán molida
  • ¼ cucharadita de nuez moscada molida
  • ¼ cucharadita de clavo molido
  • ¼ cucharadita de pimienta de Jamaica (allspice) molida
  • 45 g (3 cucharadas) de mantequilla sin sal
Para el glaseado de sirope de arce:
  • 85 g (3 oz) de queso crema (tipo Philadelphia)
  • 60 ml (¼ cup) de sirope de arce
  • 15-30 ml (1-2 cucharadas) de leche entera
  • 120 g (1 cup) de azúcar glass
Elaboración
De la masa de calabaza y del relleno:
  1. En un recipiente pequeño, calentamos ligeramente la leche junto con la mantequilla (al fuego o en el microondas) sólo hasta que la mantequilla esté casi derretida (no pasa nada si queda algún resto sin derretir) y removemos hasta combinar bien. La mezcla ha de estar tibia, nunca caliente.
  2. Espolvoreamos la levadura y dejamos actuar durante al menos 1 minuto.
  3. Mientras tanto, en el cuenco de nuestra amasadora, equipada con el accesorio de pala (o en un cuenco grande) mezclamos el puré de calabaza, el azúcar moreno, la nuez moscada y la sal a velocidad media hasta conseguir una masa homogénea.
  4. Añadimos la mezcla de leche, mantequilla y levadura y mezclamos hasta combinar por completo.
  5. A continuación, añadimos el huevo, previamente batido, y mezclamos durante unos 30 segundos más.
  6. Reducimos la velocidad al mínimo y agregamos 135 g (1 cup) de la harina. Mezclamos durante 5 minutos.
  7. Seguidamente, despegamos los restos de masa de los laterales y fondo del cuenco con ayuda de una espátula de silicona y añadimos el resto de la harina (165 g - 1¼ cups) y continuamos mezclando durante 1 minuto más. Obtendremos una bastante blanda y pegajosa.
  8. Embadurnamos el interior de un cuenco grande con aceite de girasol (o spray antiadherente) y colocamos la masa asegurándonos de que ha quedado bien impregnada por todas partes. Cubrimos con film transparente engrasado por la cara interna y dejamos levar en un lugar cálido alejado de las corrientes durante 1 - 1¼ horas o hasta que doble su volumen.
  9. Mientras tanto, vamos engrasando un recipiente redondo apto para horno de unos 26 cm Ø (yo he usado un molde para tartas con base extraíble con cierre lateral) y reservamos.
    También aprovecharemos esta espera para preparar el relleno:
  10. O bien al fuego o en el microondas, derretimos la mantequilla y la dejamos templar.
  11. En otro cuenco mediano, mezclamos bien el azúcar moreno y las especias (canela, nuez moscada, clavo y pimienta de Jamaica). Reservamos.
  12. Una vez levada la masa, la colocamos sobre la superficie de trabajo, limpia y ligeramente enharinada, sobre la que vamos a trabajar. Seguirá algo pegajosa, así que hemos de enharinarnos las manos también. Como no queremos que nuestras espirales queden densas y pesadas, trataremos de no incorporar más harina de la necesaria en este paso; entre 35 g y 45 g (de ¼ a ⅓ cup) sería lo ideal para que no pierdan su ligereza. La aplastamos con los nudillos 4 o 5 veces para eliminar el exceso de gas que se haya podido acumular durante el levado y amasamos, siempre desde el exterior hacia el centro como si la plegásemos, hasta conseguir una textura suave y elástica y que no se nos pegue a los dedos.
  13. Estiramos la masa con ayuda de un rodillo, también enharinado, hasta conseguir un rectángulo de unos 40 x 25 cm aproximadamente.
  14. Con ayuda de un pincel de repostería, untamos la mantequilla derretida sobre toda la superficie para, a continuación, espolvorearla con la mezcla de azúcar moreno y especias de manera uniforme. Dejaremos 1 cm sin relleno en uno de los extremos más largos y para así poder sellar bien la masa una vez enrollada.
  15. Enrollamos ya la masa empezando por el extremo largo que sí tiene relleno. Lo haremos sin apretar en exceso, pero procurando que tampoco quede holgura conforme vamos enrollando. Cuando estemos cerca del extremo que hemos dejado libre de relleno, lo humedecemos ligeramente con agua y terminamos de enrollar, asegurándonos de que así queda bien sellado.
  16. Con un cuchillo bien afilado cortamos nuestras espirales procurando no aplastar el rollo que acabamos de formar. Deben salir 10 (12 si contamos los extremos, que suelen quedar más deslucidos) de unos 3,5 cm de grosor aproximadamente.
  17. Colocamos las espirales en el molde engrasado que teníamos reservado dejando una distancia entre ellas de unos 2 o 3 cm y volvemos a cubrir con film transparente, también engrasado por la cara interna.
  18. Dejamos levar de nuevo en un lugar cálido apartado de las corrientes de aire durante 1 hora más o hasta que hayan doblado su tamaño.
  19. Poco antes de que finalice este tiempo, precalentamos el horno (eléctrico) a 190ºC y colocamos la rejilla del horno a media altura.
  20. Una vez concluido este segundo y último levado, horneamos durante unos 25 minutos. Para evitar que adquieran un tono demasiado tostado, podemos cubrir el molde con papel de aluminio (lo dejaremos caer holgadamente) pasados los primeros 15 minutos.
  21. Retiramos del horno y dejamos templar dentro del molde sobre una rejilla mientras preparamos el glaseado (que añadiremos mientras aún estén calientes).
Del glaseado de sirope de arce y queso crema:
  1. En el cuenco de la amasadora, equipada con el accesorio de pala (o en un cuenco grande), batimos el queso crema a velocidad media hasta obtener una textura suave y sin grumos.
  2. Seguidamente, añadimos el sirope de arce y 1 cucharada de leche y mezclamos a velocidad media-alta hasta combinar por completo.
  3. Para finalizar, reducimos la velocidad e incorporamos el azúcar glass, previamente tamizado. Mezclamos durante un minuto inicialmente e incrementamos la velocidad hasta obtener una consistencia cremosa y uniforme (si hubiera quedado demasiado denso, añadiríamos otra cucharada de leche).
  4. Vertemos generosamente sobre nuestros pumpkin cinnamon rolls aún calientes y a disfrutar como nunca!

    Como mejor están es recién hechos, aunque se conservan tiernos bien cubiertos a temperatura ambiente durante 1-2 días.
    Firma Rosa M Lillo
Notas
- También puedes usar harina de trigo floja, pero entonces necesitarás 290 g (2 ¼ cups), más harina extra para amasar (entre 30 g y 40 g (de ¼ a ⅓ cup) está bien, pero no más, o nuestras espirales perderán su ligereza).
- En cuanto al puré de calabaza, dependiendo de dónde vivas, es posible que no lo encuentres fácilmente en el supermercado. Si es tu caso, no olvides que es sencillísimo de preparar en casa.
- Si quieres desayunar unos pumpkin cinnamon rolls recién hechos, una vez formadas las espirales (sin hornear) tienes la opción de dejarlas levar en el frigorífico durante la noche (unas 14 horas) cubiertas con film transparente. Por la mañana, las retiras del frigorífico y las dejas alcanzar la temperatura ambiente, a continuación, las dejas levar durante 1 hora y horneas según se indica a partir del punto 18 de la elaboración de la masa de calabaza.
- Si la opción anterior no es viable pero aun así quieres tomar tus pumpkin cinnamon rolls calentitos, como recién hechos (¡ojo, que he dicho "como"!), puedes meterlos en el microondas unos 15-20 segundos a potencia media.
- Las espirales (sin glasear) se congelan a la perfección durante 2 meses. Envuélvelas primero en film transparente y a continuación con papel de aluminio para protegerlas del frío.
- Día nacional (Suecia) de los cinnamon buns: 4 de octubre.

Receta adaptada de los Pumpkin Cinnamon Rolls de Sally’s Baking Addiction

Posts Relacionados

40 Comentarios

  • 3 años ago

    Eso tiene que ser doble pecado mortal para las dietas…. pero como todo lo que nos gusta es ilegal, inmoral o engorda…. ♥♥♥

  • 3 años ago

    Con lo que me gusta a mi la calabaza y el toquecito de la canela en los dulces, estos espirales tienen que estar hechos para mí!!! Oh, qué delicia Rosa, qué bien has hecho en aprovechar ese puré de calabaza 🙂 🙂 Tu familia estará la mar de feliz 😉
    Felicidades una vez más por tan exquisita receta!!
    Un besito guapa!! =^ ^=

    • Muchas gracias, Cruz (ellos no te pueden contestar porque no les dejo hablar con la boca llena, pero asienten enérgicamente con la cabeza).
      Me encanta tu gatito

  • 3 años ago

    Rosa hacía rato no me detenía a conciencia en una de tus recetas, no por falta de interés porque siempre tus fotos hacen la magia, sino por falta de tiempo, pero tengo que confesar que estos rollos me han dejado unas ganas irrefrenables de probarlos… y creo que me van a gustar como a ti los del medio más que ningún otro 😉 Fabulosa receta

  • 3 años ago

    ¡Se fastidiaron los buenos propósitos de principios de años! Te voy a tener que censurar de mi panel de noticias, jaja… ¡Hay que ver que rico!
    Y además es que tengo el puré de calabaza llamandome a gritos desde el congelador: usame, usame… A ver si se me desestreso un poco que llevo un mes de enero movidito, y encuentro el momento para esta delicia.
    besos

    Maite

    • Ni se te ocurra!
      No tengo palabras para agradecerte el hecho de que te saltes los súper propósitos de año nuevo por mis pumpkin cinnamon rolls!!! Merecen totalmente la pena 😉
      Un abrazo!

  • 3 años ago

    Y yo que aún no he probado los cinnamon roll! Muy mal lo mío! Ya sé de quien será la receta cuando los haga! 😉

  • 3 años ago

    Tiene una pinta deliciosa! Mmmm
    Besitos:)

  • 3 años ago

    Ya estamos con estas recetas para ¡¡ponerme como un boliche!! jajaajaja. Guapa, si es que vaya pinta, parece que los puedo oler desde aquí, me encantan, pierdo la cabeza por la canela y estos rollitos. Tengo pendiente hacerlos, aunque a ver si antes bajo un par… (o mejor 5 pares :P) de kilos, jaajajajaj, porque es hacerlos y comerlos casi del tirón.

    Prometo probarlos con calabaza que además así aprovecho y tomo mi ración diaria de verduras y frutas :P, jajajaa. Un besote guapa!!!

    • Aquí no hay operación post navideña, bikini, ni nada de eso… Advertidos quedáis todos! 😛
      Gracias por perder un poquito la cabeza conmigo 🙂 (espero informe completo!)
      Bss y feliz finde

  • 3 años ago

    Madre mia esto tiene que estar….. hace tiempo que quiero probarlos y no haces más que tentarme!! jajajaja
    Un beso!

    • Jejeje… Debo de tener ya una parcelita en el infierno!!!!
      A ver si lo consigo esta vez, si no, de la próxima no pasa 😉
      Bss y feliz finde!

  • 3 años ago

    Bueno, y lo de la mudanza? Como lo llevas? Oye, que si necesitas ayuda llámame, escríbeme o hazme señales de humo que tu y yo nos entendemos! Jejejeje vaya receta!!! Tráete un pedacito! Para no perder las buenas costumbre jijiji
    Un besin Rosa!

    • Jajajaja… Aún me duelen las costillas de la risa! Ay…
      Me alegro de que te haya gustado esta receta; un millón de gracias por ser parte de ella 😉
      Un abrazo, Nati.

  • 3 años ago

    hmmm tienes razón, seguro que deja la casa con una buena fragancia. me acuerdo una vez hice un pastel de limón pero no tenia limón, sorpresa hehe, asi que lo sustituyé por naranjas,… mmm que olor mas bueno! Tus rollos de canela tienen una pinta estupenda y seguro que la calabaza lo hace más especial. Besos!

    • Tienes que probarlos, Sofía. Ya verás!
      Te agradezco enormemente el buen rato 🙂
      (Me encantan tus historias; sólo tú podrías hacer un pastel de limón sin limón!!! jejeje…)
      Bss

      • 3 años ago

        Hahaha si 🙂 Besos

  • 3 años ago

    Impresionante!!
    Vaya mezcla mas buena y tiene un aspecto….
    Las fotos divinas!!
    Besinos

    • Qué guay que te hayan gustado el post y la receta. Te aseguro que son una auténtica delicia.
      Muchas gracias, Loli; siempre es un placer tener por aquí 🙂
      Bss

  • Naroa
    3 años ago

    He dado un vistazo a tu blog y me ha encantado, me quedo por aquí si me lo permites. Te invito a que visites el mio http://madamenaroa.blogspot.com/, saludos desde Uruguay, Sudamerica

  • 3 años ago

    Se ven deliciosos, Rosa!
    Con calabaza no los he probado nunca, pero la pinta es brutal.
    Así que te gustan los del centro, ¡tú si que sabes! 😉
    Un besazo.

  • 3 años ago

    Sí a todo!!! Jajaja, nunca las he probado, pero estoy completamente segura que yo también diría sí a todo… me imagino el olor de la canela y las especias invadiendo mi cocina, qué ricura!!!
    Besos

    • Muchas gracias, Churretosa 😉 Es un placer tenerte por aquí.
      Encantado de que te haya gustado esta receta; es un cañón! Tu cocina ya está tardando en ser invadida…
      Un beso

  • 3 años ago

    Así no hay forma de hacer dieta, eh?? Estas espirales rozan la perfección visual, olfativa y, como no, “gustativa” se dice?? Bueno, ya nos entiendes.. 🙂 Cada día nos gustan más los dulces especiados, tienen un sabor tan profundo y un aroma….
    Besitos mil.

    • A ver, el tema de la dieta… Qué dieta? Qué hago yo con el blog si os ponéis todos a dieta ;)?
      Lo mejor de esta receta? Compartirla 🙂 (así se descarga un poquitito la conciencia…)
      Mil gracias por ser parte de Pemberley una vez más. Bss

  • 3 años ago

    Yo adoro los cinnamon rolls!! Aunque nunca los he probado con el glaseado de sirope de Arce…tomo nota

    • No me extraña que los adores; son pura delicia 🙂
      Si preferís probar un glaseado menos contundente, también con sirope de arce (si es que le tengo debilidad…), también podéis echar un vistazo al de los .
      Bss

  • 3 años ago

    You always make wonderful things. The pumpkin cinnamon rolls look so delicious, I’ve no words to describe them. I can only wish I lived near you and got to taste everything you made. Thanks for sharing!

    • Thanks to you for such a glorious comment, Liz! I wish we could be neighbours in real life; that would be really funny! 😉
      Have a terrific week.
      Besos

  • Pumpkin AND cinnamon rolls in one. How rich and decadent – and Autumnal. This recipe looks divine. Your friends and family are very lucky, indeed, Rosa. 🙂

  • PS I am now following you by email, too, so I never miss a post! 🙂

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)