Orange & Chocolate Layer Cake { Tarta de Naranja y Chocolate }

Volvemos a estar de celebración. ¡Hurra, otra layer cake! En esta ocasión he optado por una combinación de esas que te dejan sin aliento: naranja y chocolate. Como este público era más adulto (sólo un poco más…) que el de la tarta anterior, había que animar la fiesta “en otro sentido”. Traducido: una clásica tarta de vainilla con el toque perfecto de la naranja toda ella recubierta con ganache de chocolate puro aderezado con un poquito de licor (Cointreau). Totalmente convencidos, ¿verdad?

Chocolate and Orange Layer Cake {Tarta de Cumpleaños de Chocolate y Naranja}

 

O más bien rendidos a su irresistible encanto. La verdad es que no sólo es ésta una de las tartas que más ha gustado de todas las que he hecho; esta tarta de naranja y chocolate (o de chocolate y naranja, según se mire) presenta un acabado, aunque sencillo, de lo más impactante (o al menos, vistoso). Y a pesar de lo que pueda parecer, no es para nada complicada. Pero no os voy a mentir; una layer cake suele ser un poco más laboriosa que cualquier otro tipo de tarta; nivelar los bizcochos, hacer la cobertura, cubrirla y decorarla requiere algo más de tiempo y, sobre todo, paciencia.

El corte de esta tarta habla por sí mismo, ¿no creéis? (vale, en la foto no se aprecia en todo su esplendor, pero fue el único trocito que pude rescatar a escondidas después de la fiesta aun a riesgo de comprometer mi integridad física). Así que desde ya os avanzo que es una auténtica prueba de resistencia para los más reticentes a probar la tarta en los cumples. Tiene una miga jugosa y suave que, en contraste con la intensidad del chocolate (“licorizado”), es, en mi opinión, todo un acierto. Además, la nota refrescante que le aporta la naranja no hace más que terminar de completar esta verdadera experiencia inolvidable para el paladar.

Pero claro, era impensable celebrar una fiesta de cumpleaños en la que los niños asistentes no pudieran probar la tarta, así que para los más peques preparé unos cake pops, también de naranja y chocolate (de la misma masa que la tarta), sólo que, claro está, sin Cointreau. De los 24 que hice, 12 los bañé con chocolate blanco y los otros 12 con chocolate con leche. Para la decoración usé varios tipos de sprinkles: cristales de azúcar de naranja (en la línea de los ingredientes de la tarta), confetti, fideos de colores, bolitas de colores y, como me sobró un poquito de cada, una combinación de los dos chocolates. ¡Me encanta ese efecto cebra!

Orange & Chocolate Layer Cake { Tarta de Naranja y Chocolate }
 
Tiempo de Prep (esperas incl.)
Tiempo de Cocción
Tiempo Total
 
Autor:
Tipo de receta: Layer Cakes
Tipo de cocina: American
Raciones: 16-20
Ingredientes
(Todos los ingredientes han de estar a temperatura ambiente salvo que se indique lo contrario)
Para el bizcocho:
  • 280 g (1 ¼ cups) de mantequilla sin sal
  • 350 g (1 ¾ cups) de azúcar blanco
  • 5 huevos (L)
  • ¼ cucharadita de cremor tártaro
  • 2 cucharaditas de >extracto puro de vainilla
  • 300 ml (1 ¼ cups) de buttermilk
  • 345 g (2 ⅔ cups) de harina de trigo floja
  • 70 g (½ cup) de harina fina de maíz (tipo Maizena)
  • 1 cucharada de levadura química (tipo Royal)
  • ½ cucharadita de bicarbonato sódico
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharada de ralladura de naranja (sólo la piel; evitar llegar a la parte blanca para que no amargue)
Para la cobertura (ganache de chocolate negro):
  • 350 g de chocolate negro troceado (mín. 50% cacao)
  • 350 g de nata líquida para montar (mín. 35% MG)
  • 2 cucharadas de Cointreau (opcional)
Para el relleno:
  • 100 g de mermelada de naranja amarga
Para la decoración (buttercream de naranja):
  • 150 g mantequilla sin sal
  • 150 g azúcar glass
  • 1 cucharada de naranja en pasta
  • 2 cucharadas de leche semidesnatada (opcional)
Elaboración
Del bizcocho:
  1. Precalentamos el horno (eléctrico) a 175ºC (350ºF) y colocamos la rejilla del horno a media altura.
  2. Engrasamos bien (fondo y laterales) 3 moldes redondos para tartas (preferiblemente con la base desmontable) de 20 cm (8") de Ø. Recortamos el papel de horno con la forma de la base de los moldes (usamos una base como plantilla; es más fácil y rápido si doblamos el papel en 3 y recortamos sólo una vez) y colocamos los 3 círculos en el fondo de cada molde. Engrasamos también sobre el papel. Reservamos.
  3. Usaremos 2 cuencos grandes para tamizar hasta 3 veces la harina de trigo, la harina fina de maíz, la levadura química, el bicarbonato sódico y la sal juntos. Reservamos.
  4. Mientras los huevos aún están fríos de la nevera, separamos las yemas de las claras (así es más fácil).
  5. En el cuenco de nuestra amasadora, equipada con el accesorio de las varillas (o en otro cuenco grande) batimos a velocidad media las claras y cuando empiecen a espumar añadimos el cremor tártaro. Continuamos batiendo hasta que se obtengamos una consistencia suave. Añadimos 150 g del azúcar y batimos hasta que consigamos una consistencia firme. Reservamos. ATENCIÓN: es sumamente importante que no haya ni rastro de grasa ni en el cuenco ni en las varillas, o las claras no se montarán.
  6. En el cuenco de nuestra amasadora eléctrica, equipada con el accesorio de pala (o en otro cuenco grande), batimos la mantequilla a velocidad media durante 1 -2 minutos hasta que adquiera una textura cremosa y suave.
  7. Agregamos el resto del azúcar y seguimos batiendo a velocidad media-alta hasta conseguir una masa esponjosa y ligera y que haya adquirido un color más pálido (2 - 3 minutos más).
  8. Reducimos la velocidad y añadimos las yemas de los huevos, de una en una y siempre que la anterior se haya integrado por completo.
  9. Agregamos el extracto de vainilla y mezclamos bien.
  10. Con la espátula de silicona despegamos la masa adherida a los bordes y al fondo del cuenco e incorporamos los ingredientes secos que teníamos reservados (harinas, levadura química, bicarbonato sódico y sal) por un lado y por otro lado el buttermilk, alternándolos de la siguiente manera: ⅓ de harina, ½ de buttermilk, ⅓ de harina, ½ de buttermilk, ⅓ de harina. Es decir, empezamos y acabamos con la harina, mezclando en cada adición sólo lo justo para integrar los ingredientes. En esta ocasión, además, no mezclaremos apenas la última adición de harina (lo necesario para repartirla por toda la masa; deben quedar restos de harina sin mezclar, aún visibles).
  11. Añadimos una pequeña cantidad de las claras montadas a la masa y mezclamos ya a mano muy suavemente con una espátula de silicona. Añadimos el resto de las claras en dos tandas y seguimos mezclando a mano con la espátula utilizando movimientos envolventes, justo hasta obtener una masa uniforme. No debemos mezclar en exceso, pues las claras podrían bajar y la masa corre el riesgo de quedar excesivamente "manipulada" (lo que nos daría un bizcocho seco y denso).
  12. Repartimos en 3 partes iguales la masa entre los moldes que teníamos preparados (es recomendable utilizar aquí una báscula de cocina). Damos unos golpecitos suaves sobre la encimera para eliminar burbujas de aire y alisamos la superficie con una espátula pequeña angulada.
  13. Horneamos durante 25-30 minutos. Antes de sacar los bizcochos, comprobamos si están bien horneados insertando una brocheta o cake tester en el centro; si sale limpia ya está, si no, vamos comprobando cada par de minutos hasta que salga.
  14. Una vez horneados correctamente, los sacamos del horno y los dejamos enfriar en sus moldes sobre una rejilla durante 10 minutos.
  15. Dejamos que se enfríen por completo sobre una rejilla. Una vez fríos, envolvemos nuestros bizcochos en film transparente individualmente y los dejamos en el frigorífico durante toda la noche para que se asienten la miga y los sabores.
De la cobertura:
  1. Troceamos el chocolate y reservamos en un cuenco resistente al calor.
  2. En un cazo mediano, llevamos la nata líquida a ebullición.
  3. Inmediatamente vertemos la nata sobre el chocolate troceado y dejamos reposar sin remover durante unos minutos.
  4. Con unas varillas o una cuchara de madera removemos suavemente (tratando de no incorporar aire al ganache) hasta que se hayan combinado completamente la nata y el chocolate y tengamos una crema suave y homogénea.
  5. Agregamos el licor (si hemos optado por añadirlo) y dejamos enfriar por completo antes de recubrir la tarta (si fuera necesario, refrigeraremos durante unos 15-30 minutos para que no gotee demasiado y podamos trabajar mejor).
De la decoración:
  1. Tamizamos el azúcar glass y reservamos.
  2. En el cuenco de la amasadora con el accesorio de pala batimos la mantequilla a velocidad media durante 1-2 minutos o hasta que adquiera una textura cremosa.
  3. Añadimos a continuación el azúcar glass progresivamente y a la velocidad más baja para evitar que se forme una nube de polvo de azúcar a nuestro alrededor. Una vez incorporado, seguimos batiendo a velocidad media hasta conseguir una mezcla esponjosa y más clara.
  4. Añadimos ahora la naranja en pasta hasta conseguir un color uniforme.
  5. Si la textura final ha quedado muy densa, podemos rebajarla con leche. La añadiremos poco a poco (nunca toda de una vez) hasta lograr la consistencia deseada (similar a la de la pasta de dientes). Si por el contrario quedara demasiado líquida, añadiríamos más azúcar glass progresivamente hasta obtener esa consistencia.
Montaje de la tarta:
  1. Si fuera necesario, con un cuchillo de sierra largo o lira recortaremos los bizcochos lo justo para igualar y nivelar las superficies.
  2. Colocamos el primer bizcocho bocabajo sobre la base (si disponemos de un soporte giratorio nos sería de gran ayuda, si no, giraremos "a mano") sobre una cucharada de ganache; así nos aseguraremos de que no se mueva mientras trabajamos. Con una espátula pequeña extendemos sobre la superficie superior una capa fina de mermelada de naranja amarga y sobre ésta otra capa generosa del ganache de chocolate, que alisaremos con cuidado de no mezclar con la mermelada. Colocamos el segundo bizcocho sobre el anterior bien centrado y bocabajo también. Extendemos otra capa de mermelada y otra de chocolate. Repetimos este proceso con el tercero pero ya no ponemos más mermelada. Con una espátula recta y larga extendemos ahora una fina capa (crumb coat) de la cobertura de chocolate (no es necesario que esté perfecta) por toda la tarta y la metemos en el frigorífico durante 5-10 minutos.
  3. Recubrimos ahora la tarta con el resto del ganache empleando la espátula larga para cubrir con cuidado toda la tarta (parte superior y laterales). Trataremos de alisar las superficies lo máximo posible.
  4. Decoramos con el buttercream de naranja utilizando una manga pastelera y una boquilla de estrella. ¡Y a celebrar!

    Firma Rosa M Lillo

Receta adaptada de la Classic Birthday Cake de El Rincón de Bea

Posts Relacionados

19 Comentarios

  • 4 años ago

    El sabor no lo sé, pero la decoración y la combinación de colores me encanta 😉

    • 4 años ago

      Yo, que no soy nada golosa, te aseguro que esta es una delicia de tarta.
      Gracias, Succre! 😀
      Rosa

  • teresa
    4 años ago

    Me acabo de quedar sin jugos gástricos…Cuando sobre algo, si tu me dices ven…pero dime ven

    • 4 años ago

      Jejejé… Gracias Teresa por tu entusiasmo! 😀
      Siento comunicarte que 10 minutos después del primer corte ya no sobró nada… Aunque tú no te puedes quejar; estás entre las probadoras más asiduas 😉
      Un beso
      Rosa

  • Que bonita. Hay gente que no es gusta esta combinación de chocolate y naranja, a mi me parece estupenda. Te quedo muy bien. Saludos

  • eva
    4 años ago

    Madre mía, qué pinta mas buenaaaaaaa!

    • 4 años ago

      Me encanta que te guste 😀 ! Estaba muy rica también, la verdad! Visto y no visto…
      Un abrazo, Eva!
      Rosa

  • Familia MarcosVives
    4 años ago

    Podemos dar fe tanto de la presentación…como del sabor: la tarta exquisita con ese toque de naranja y licor …y ni contar para una adicta del chocolate negro. En cuanto a los cake pops, nada de para los “peques”…una vez das el salto a atreverte a probar algo tan bonito…al primer bocado ya no te queda ningún remordimiento…pues no puedes parar….¡¡¡¡Deliciosos!!!… gracias Rosa por compartir algo tan bonito y bueno con nosotros

    • 4 años ago

      Pero bueno, Familia MarcosVives, si lo que queríais era sacarme los colores, pues lo habéis conseguido! :* Me alegro enormemente de que lo disfrutarais 🙂
      Muchas gracias por vuestras palabras (y por pasaros por aquí 😉 )
      Un beso a todos.
      Rosa

  • Jennifer
    4 años ago

    Yea!!!! It’s all so beautiful! Another delicious post Rosa!!!

    • 4 años ago

      Thanks a lot, Jennifer!!! It could never be as beautiful as all the dear friends I had in mind while baking it! 😉
      <3 Rosa

  • Faz
    4 años ago

    Tremenda!! La tarta, la presentación, los “Cake pops”… nunca he tenido una tarta tan bonita y tan cerca!! De hecho confiaba en que algún trozo quedaría o algún Cake Pop para el día de resaquilla… pero no! imposible, no sobró bocado.
    Gracias Rosa!! Super especial!!!
    Un besazo

    • 4 años ago

      De nada! 😉 De eso se trataba, de que fuera súper especial. Pero todo tiene un precio: no queda ni para muestra! Me alegro de que te gustara tu regalo (eso sí, para el recuerdo ya 😀 )
      <3
      Rosa

  • 4 años ago

    Mmmm, que bueno!!! acabo de desayunar, pero un trozo de esta tarta me lo comería. Saludos.

    • 4 años ago

      Gracias! Lástima que ya no quede ni la porción que tenía congelada 😉
      Bss

      • 4 años ago

        Jajaja!! menos mal,porque te aseguro que que por un trozo de esa tarta, rompía la dieta. Besinessssss

  • 4 años ago

    That’s gorgeous!

¿Quieres contarme qué te ha parecido? ¡Me encantaría conocer tu opinión! :)